Los altos costos y las bajas ventas profundizan la crisis del comercio puntano

AUDIO: JORGE MOYANO (VICEPRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO)

 

{mp3} moyano16042019{/mp3}

 

AUDIO: ÁNGEL “CACHO” SORIA (COMERCIANTE)

 

{mp3} soria16042019{/mp3}

 

AUDIO: KARINA TOSELLI (EX PROPIETARIA DE PATO PAMPA)

 

{mp3}toselli16042019{/mp3}

 

La suba constante de los precios de los productos, el incremento en las tarifas de los servicios y el cada vez más bajo nivel de ventas impactan con fuerza en los comercios de la ciudad de San Luis.

“Hay que tener un margen de rentabilidad que tiene que estar muy finito porque las ventas han caído proporcionalmente. No se han establecido situaciones de sobreprecio en función de los comerciantes, porque no somos los formadores de precios, que los generan nuestros proveedores”, aclaró Jorge Moyano, vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis.

Ángel “Cacho” Soria, propietario de una carnicería y almacén en la zona céntrica de la capital, sostuvo que la crisis económica motivó una caída de alrededor del 30 por ciento en las ventas. “La inflación es el peor de los males, para todos: el que más la siente es el consumidor, pero nosotros la sufrimos también a un nivel muy alto”, analizó. Y agregó: “Nosotros los almaceneros no somos formadores de precios”.

Además, los comerciantes deben reunir los fondos para comprar la mercadería porque la volatilidad de los precios lleva a los proveedores a no dejar sus productos si no es con pago anticipado. “Nunca dieron un crédito muy largo, pero ahora si no es con pago anticipado no te dejan la mercadería”, describió Moyano.

La baja rentabilidad, la suba constante de los costos y la poca perspectiva de un mejoramiento de la situación económica del país llevó a algunos comercios a decidir su cierre definitivo. Es lo que le sucedió, por ejemplo, a Pato Pampa, cuyo punto de venta funcionaba primero en el Shopping y luego en un local de la calle Pringles.

“En marzo decidimos cerrar, después de un montón de meses en caída y diciembre, que es un mes clave por las ventas para las fiestas, fue mucho menos de lo que se esperaba. El panorama no se veía muy claro. Tuvimos 7 años el comercio: 4 y medio en el Shopping y 3 en el centro”, lamentó Karina Toselli, ex dueña de Pato Pampa San Luis.

La mujer detalló que muchos de sus clientes “volvieron” en marzo a comprar después de mucho tiempo, porque liquidó sus productos a un 50% del valor original de venta.

En el combo de gastos, los locales deben incluir también los valores de los alquileres, que no se detienen: “En diciembre pagábamos 32 (mil pesos) y después pasamos a 42(mil pesos)”, detalló Toselli.

Moyano agregó que “permanentemente va variando” la cantidad de comercios que cierran, aunque no hay una estadística física que permita saber cuántos negocios no pudieron prosperar con esta crisis.

“Hace unos meses atrás decíamos que estábamos en una situación similar al 2001, 2002; ahora ya es oficial que estamos a valores del 2001 y 2002, hay comerciantes que dicen que jamás habían pasado esta situación de crisis. Y no son comerciantes de 2, 3 o 10 años, son comerciantes que ya han vivido hiperinflación y el 2001”, remarcó.

× ¿Te ayudamos?