Los aumentos y perder el trabajo son las grandes preocupaciones de los argentinos

Las expectativas que se tenían en la economía cayeron un 2% en mayo y una sensación de pesimismo quedó instalada para los próximos meses. 

 

Con el reciente paro general, que fue contundente y logró una gran adhesión, la preocupación por la suba de los servicios públicos, los alimentos y la posibilidad de perder el empleo va en alza.

 

El Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) decreció un 2% en mayo con respecto a abril y un 7% si se compara con mayo del año pasado, según un informe de la consultora Kantar TNS.

 

“La depreciación del IGEE se observa por una marcada incertidumbre respecto a la situación futura y su impacto en la vida y consumo personal”, resalta Mercedes Ruiz Barrio, Investigadora Senior de Kantar TNS al analizar el IGEE, quién también indicó que se extenderá la visión negativa en relación a la situación económica y laboral.

 

Sin embargo, del relevamiento se desprende que no es la volatibilidad del dólar sino lo que preocupa es el gasto en servicios públicos y el incremento en los alimentos (31%).

 

Es así que el movimiento tarifario, por ejemplo de gas, electricidad o agua, genera mayor preocupación, aunque algo menor que en 2017 (33%).

 

En segundo término se encuentra el precio de los alimentos (19%), como consecuencia de la inflación. 

 

A estas preocupaciones se suma el temor de perder el empleo o que alguien de su entorno se quede sin este (15%). Esta fue la variable que más aumentó (dos puntos porcentuales) con respecto al año pasado.