Los cinco tips infaltables para preparar la mejor polenta

La polenta es un plato casi sin defectos. Es rica, fácil de preparar, económica y se consigue en cualquier lado. Pero su preparación esconde algunos secretos que solo los expertos conocían… hasta ahora. En esta nota, te damos los cinco tips clave para preparar la mejor polenta de tu vida. 

1-No dejes de revolver: No hay otra forma de evitar los grumos. Dicen los que saben que se puede preparar la polenta partiendo de agua fría, sin esperar a que esta hierva, siempre que se mezcle de manera constante. ¡Es cuestión de probar!

2-Medí bien las cantidades: la polenta no se prepara a ojo. Cada marca tiene su especificidad y lo más recomendable es seguir las instrucciones del paquete. En general, se mide una taza de polenta por dos de líquido.

3-No tires las sobras: Si no calculaste bien y te quedó una cantidad de considerable de polenta, podes aprovechar para preparar uno de los platos más ricos de la gastronomía italiana: polenta grillada o frita. La clave es colocar la polenta en una superficie lisa, como una asadera, y dejar enfriar un largo rato. Cuando esté dura, cortar en pedazos iguales y freír en aceite o cocinar en el grill. Se sirve con una salsa de tomate bien fresca ¡y es riquísimo!

4-Animate a usar manteca: la receta tradicional implica tan solo el harina de maíz molida y agua o leche, pero agregarle unos cubos de manteca fría antes de servirla le aportará una cremosidad espectacular. 

5-La clave es la salsa: algunos son fanáticos de comerla sola, pero la gran mayoría suele disfrutar de la polenta con una rica salsa. Lo típico es una buena bolognesa, pero lo cierto es que este plato también va genial con una crema de espinacas o de hongos. También, puede servirse con vegetales grillados.

Fuente: PRONTO

× ¿Te ayudamos?