Los desembolsos del FMI pasan al 2020 y se abre una larga negociación con el organismo

El próximo desembolso del FMI a la Argentina quedará para el 2020. Si se confirma la ventaja de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri en las elecciones del 27 de octubre, se abre una larga negociación con el organismo internacional. Aún ganando Mauricio Macri las elecciones, reflotar el acuerdo con el FMI no sería fácil. Es que la economía hoy tiene trastocado todo: lo fiscal, lo monetario, la deuda, el BCRA, las tarifas, las naftas.

 

La decisión de suspender desembolsos a la Argentina estaba adoptada desde las mismas PASO. Circunscribir esa decisión al staff del FMI es erróneo dado que las presiones provenían de los principales países miembros. Aún con el staff del FMI a favor, los desembolsos no hubieran llegado. Debe consignarse además que el propio FMI tiene diferentes unidades o áreas que a su vez deben dar luz verde a la marcha del plan. Muy complejo reunir tantas voluntades para un país con un futuro económico tan incierto. Donald Trump y su bala de oro tampoco ayudaba.

 

Las decisiones de Macri desde el lunes 12 de agosto alejaron más al FMI de la Argentina. Congelar el precio de las naftas por 90 días o la rebaja del IVA a los alimentos hasta enero no están en el espíritu del organismo internacional. Tampoco, a decir verdad, medidas como el subsidio a la compra de autos 0 kilómetro lanzado en junio y que de poco servía para ayudar a los sectores de menos ingresos de la Argentina.

Desde el BCRA también se adoptaron medidas contra el FMI como la venta de dólares de reserva sin hacer subastas transparentes, a lo que se sumó luego el control de cambios y el fin de la emisión cero con el incremento de 2,5% de la base monetaria que se autopermitió Guido Sandleris para septiembre.

 

Por si fuera poco, el reperfilamiento de la deuda con el default que ello implica entró en acción a fin de agosto. El ministro Lacunza tomó la decisión de incluir en ese mini default a la deuda en pesos, algo inédito en las anteriores cesaciones de pagos.

Reflotar el acuerdo demorará tiempo. En primer lugar, cuando el FMI vea que existe cierta base política, decidirá el envío de una misión del organismo a la Argentina. Eso como mínimo demorará dos o tres semanas de estudio hasta definir y acordar las medidas monetarias y fiscales necesarias. Incluso el capítulo de la deuda es largo de implementar. Y luego todo debe ir al board del organismo para que los países miembros lo aprueben.

 

Todo pasa al 2020. Los pagos que hay que hacer al FMI comienzan en 2021 recién por u$s 5.000 millones. No hay probabilidad de default con el organismo. David Lipton señaló que está todo “en suspenso” y entra en acción Kristalina Georgieva.

 

Fuente: PrimiciasYa