San Luis 24 Noticias

Los gobernadores justicialistas respaldaron a Alberto Fernández

La decisión del presidente Alberto Fernández de crear el Fondo de Fortalecimiento Financiero para la provincia de Buenos Aires, en el marco de las protestas policiales, no solo se celebró en el territorio bonaerense sino que traspasó las fronteras provinciales.

A la satisfacción que expresaron el gobernador Axel Kiciloff y los intendentes peronistas se sumaron los gobernadores de otras 18 provincias, administradas por justicialistas y fuerzas locales, con la excepción del cordobés Juan Schiaretti. Tampoco participaron las autoridades de los distritos en manos de Juntos por el Cambio, incluido, por supuesto, el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien anunció que recurrirá a la Corte Suprema en rechazo a la medida. El Presidente agradeció el apoyo de la mayoría de los gobernadores.

“Las y los gobernadores respaldamos la medida anunciada por el presidente Alberto Fernández para empezar a corregir los desequilibrios de un país concentrado”, manifestaron los gobernadores en el documento titulado “Reducir desigualdades para una Argentina Federal”. El texto lleva la firma de 19 gobernadores: Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo lnsfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Omar Gutiérrez (Neuquén). Además rubricaron el documento Arabela Carreras (Río Negro), Gustavo Sáenz (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur), y Juan Manzur (Tucumán).

“Necesitamos reabrir el diálogo sobre la distribución de recursos para evitar cualquier tipo de favoritismo en distribución de fondos o proyectos”, expresaron los mandatarios provinciales. En ese sentido, recordaron que a inicios de 2016, las y los gobernadores manifestaron en un documento titulado “Por un verdadero país federal” su crítica a la decisión del entonces presidente, Mauricio Macri, “de triplicar por decreto y de manera unilateral la coparticipación al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

“El entonces ministro Rogelio Frigerio reconoció que la medida era injustificada y prometió públicamente ‘corregir con un nuevo decreto la coparticipación de la ciudad'”, afirmaron. También recordaron que el ex funcionario de Cambiemos “agregó que el objetivo fue ‘transferir la policía con presupuesto específico’, y que ‘cualquier otra cosa adicional iba a ser dejada de lado'”, y destacaron que “eso nunca se cumplió, hasta esta medida”.

“Nuestra Constitución, en el artículo 75, establece que el reparto de la renta federal se debe realizar de manera ‘equitativa y solidaria’ otorgando ‘prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional'”, destacaron. “No podemos seguir pidiendo y cargando a los que poco o nada tienen”, manifestaron los gobernadores y agregaron: “Entendemos que este es un paso importante para retomar el debate en torno a la coparticipación para recuperar el espíritu que establece nuestra Constitución”.

Alberto Fernández agradeció el apoyo de los 19 mandatarios provinciales. “Es apenas un paso en la construcción de un verdadero federalismo que empiece a corregir los desequilibrios de nuestra patria”, señaló. Poco antes había hecho lo mismo el ministro de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro: “Agradecemos el respaldo de los gobernadores y gobernadoras a la decisión del Presidente. Nos comprometimos a reparar esta injusticia, y es lo que estamos haciendo. Estamos empezando a corregir enormes desequilibrios para construir una Argentina federal”. Además de Larreta, solo le dieron la espalda al documento los gobernadores radicales alineados con el macrismo: Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdéz (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza). Más el peronista Juan Schiaretti (Córdoba).

El respaldo de los intendentes

El respaldo a la medida del Presidente se hizo sentir, ante que nada, en todo el territorio bonaerense. “Aumentar la coparticipación, recuperando recursos que históricamente pertenecieron a las y los bonaerenses, nos permitirá empezar a corregir desequilibrios estructurales y poner la provincia en marcha”, sostuvo Kiciloff. Su ministro de Hacienda, Pablo López, lo puso en números: “La provincia es la que más aporta y la que menos recibe pér cápita”, posteó sobre la coparticipación federal y sostuvo que “el aporte de la PBA se estima cercano al 40 por ciento del total, pero percibe sólo el 22”.

Los intendentes del oficialismo también celebraron la medida. “Un acto de reparación de la Nación a una provincia con muchas necesidades que no puede afrontar sola”, afirmó Mayra Mendoza (Quilmes). “La decisión del Presidente va a ayudar a que se empiece a equilibrar la balanza”, dijo Andrés Watson (Florencio Varela) y recordó que “Macri benefició a 3 millones de argentinos en detrimento de 17 millones”.

“Esto tiene que ver con los 8 puntos que en su momento le sacaron a la provincia. Hoy recupera un punto de eso, lo cual es muy importante”, dijo Fabián Cagliardi (Berisso) y opinó que la Ciudad de Buenos Aires “no va a tener problemas” a partir de esta decisión debido a que desde el gobierno central “continuará la asistencia”. “Cuando se decidió ceder esos 8 puntos se empezó a degradar la provincia”, sumó Mario Secco (Ensenada). Marisa Fassi (Cañuelas), remarcó que el gobierno nacional “tiene la voluntad política de corregir las desigualdades estructurales”.

“Celebro que tengamos un presidente dispuesto a colaborar para resolver los problemas estructurales de los y las bonaerenses”, señaló Martín Insaurralde (Lomas de Zamora). “Es algo que esperaba la Provincia de Buenos Aires porque es la recuperación de recursos que se entregaron en los ‘80”, afirmó Juan Zabaleta (Hurlingham), y “es una inversión de casi 100 mil millones de pesos la que hace el gobierno nacional, resolviendo un problema de muchas décadas”.

Fuente: Página 12