Luego que vecinos derribaran la barricada del límite Merlo-La Paz, el Gobierno se comprometió a dar respuestas

Un numeroso grupo de vecinos de Merlo (San Luis) y La Paz (Córdoba) se reunieron el sábado por la tarde para derribar la barricada que impide el tránsito en la ex Ruta 1, que une a las dos localidades.

La medida se tomó luego que un vecino de la zona falleciera aplastado por su auto contra la barricada, el viernes por la tarde.

El montículo se colocó en el lugar en el inicio mismo del aislamiento social preventivo y obligatorio, el pasado 20 de marzo, en el marco de las medidas para prevenir tránsito interprovincial y reducir la posibilidad de circulación del coronavirus.

Los vecinos del lugar reclaman desde hace tiempo que quedaron “aislados”: muchos residen en territorio cordobés pero desarrollan su vida en Merlo.

La protesta motivó que la Jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur, viajara hasta el lugar y mantuviera una reunión con el intendente merlino, Juan Álvarez Pinto, el de La Paz, Gustavo Hachuel, y funcionarios de San Luis y Córdoba. También mantuvo un diálogo con los vecinos, que volvieron a plantear el problema que tienen desde hace más de 70 días.

Luego del encuentro, la jefa de los ministros de la Provincia brindó una conferencia de prensa, en la que explicó que provincia mantendrá sus medidas sanitarias y se trabajará en protocolos en función de lo que “hemos escuchado y conversado con el intendente”.

“Daremos las respuestas que sean necesarias siempre que no pongan en riesgo absolutamente a nadie”, expresó Zabala Chacur, y destacó: “Escuchamos lo que nos han planteado y trabajaremos en algunos protocolos que los anunciaremos durante la semana. Seguimos trabajando como todos los días para enfrentar este enemigo invisible que nos aqueja a todos y que trae algunas angustias en diferentes momentos”.

También recalcó que lo principal es preservar el estatus sanitario de la provincia y es lo que ha entendido la mayoría y explicó que el diálogo en Merlo giró en torno a que “tenemos límites geográficos y la pandemia nos sorprendió a todos en un momento determinado y en ese momento se determinó que cada una de las personas debía quedarse y permanecer en el lugar de su residencia”.

La funcionaria insistió en que debe entenderse que “seguimos en medio de una pandemia con aislamiento social preventivo y obligatorio y que hay cierta flexibilización que realizó San Luis gracias al estatus sanitario que no debemos perder, que tenemos que cuidar y del que todos somos responsables”.

“Cada uno de nosotros ponemos un granito de arena todos los días para que esto continúe así. Como seres humanos también entendemos que hay situaciones que se presentan a medida que esto va cambiando y es dinámico”, explicó.

El intendente Álvarez Pinto ratificó que el análisis de la situación se hará entre las gobernaciones de San Luis y Córdoba y las intendencias de Merlo y La Paz: “Para buscar soluciones inmediatas y prioritarias se estudiará epidemiológicamente la situación con especialistas de ambas provincias”, dijo.

× Whatsapp