Macri envió un proyecto de ley para que las denuncias por violencia de género sean de instancia pública

En el marco de las propuestas de campaña electoral, el presidente Mauricio Macri lanzó este miércoles “medidas extraordinarias contra la violencia de género” y, entre ellas, envió un proyecto de ley al Congreso, que ingresó cerca de las 14:30.

Según difundió el mandatario en sus redes sociales, la iniciativa será para que las denuncias por violencia de género sean de instancia pública. Esto permitirá que la Justicia pueda intervenir aunque no sea la víctima la denunciante, sino un familiar, un amigo o un vecino que conozca del hecho.

Para ello, el texto reforma el actual artículo 72 del Código Penal e introduce modificaciones en los códigos Procesal Penal Federal y Procesal Penal de la Nación.

“Muchas veces las víctimas de violencia de género son cautivas de relaciones dominantes que les dificultan o incluso impiden hacer una denuncia. Sin embargo, también es frecuente que familiares directos, amigos y hasta vecinos, sepan de la violencia que esa víctima padece”, señaló.

Y, en esa línea, indicó que “para que ellos puedan intervenir, vamos a transformar las denuncias por violencia de género en denuncias de instancia pública, como lo es, por ejemplo, el abuso infantil”.

Entre otras medidas, Macri afirmó que se habilitará la investigación judicial automática ante la primera denuncia. “Hoy, en la práctica, la víctima tiene que realizar dos denuncias para lograr la intervención activa de la Justicia, la primera en la comisaría y la segunda propiamente en la Justicia”, resaltó y dijo que se eliminará “esa zona de riesgo”.

El presidente publicó además que habrá una centralización de las denuncias, de modo de unificar todas las alertas recibidas en la línea 144, las llamadas de emergencia al 911 y las denuncias en comisarías, “generando un cruce de datos inmediato para incrementar la protección a la víctima”.

Para Macri, esta medida “va a permitir tomar acciones de respuesta inmediata desde la primera alerta que se registre y en relación a la magnitud del riesgo de cada caso”. “Esto implicará desde la realización de visitas periódicas de un tutor, hasta la restricción de acercamiento para el agresor e incluso el uso de tobilleras electrónicas para monitorear que se cumplan las restricciones perimetrales. En el caso de riesgo mayor podrá establecerse vigilancia en el domicilio de la víctima y protección en traslados o momentos específicos como el horario de entrada a la escuela de los hijos”, explicó.

Finalmente, aseguró que continuarán las capacitaciones en materia de género para los efectivos policiales y los funcionarios judiciales.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires