Manu Ginóbili y la respuesta que tiene en vilo a la NBA: qué dijo sobre su retiro

El bahiense podría jugar hoy su último partido del año si los Spurs no ganan el cuarto partido de la serie de playoffs que pierden 3 a 0 ante Golden State Warriors. De sufrir una derrota, el escolta evaluará si cumple con el de contrato que le queda con la franquicia o le dice adiós al profesionalismo

El de esta tarde ante Golden State (desde las 16:30 en la Argentina, por ESPN) podría ser el último partido del año para Emanuel Ginóbili (40) y los Spurs, que están 0-3 en la serie de playoffs y una derrota más sellaría la eliminación. El resultado del cuarto partido preocupa tanto a los hinchas de San Antonio como la decisión del bahiense respecto de su futuro como jugador: si cumplir el año que le queda de contrato o anunciar su retiro.

“No voy a anunciar nada hoy y por más que me pregunten 700 veces por el tema no va a cambiar nada”, dijo Manu en declaraciones al diario La Nación. “Aprecio que me pidan quedarme, valoro lo que dice Pop (ndr: sobre el deseo de su técnico, Gregg Popovich, para que juegue hasta los 43 años), pero después de tantos años de carrera uno sabe poner los elogios o los piropos en un determinado lugar y ya fue. Busco salir a competir como siempre”, apuntó.

El escolta se muestra incómodo al referirse al tema. Prefiere no entrometerse y es su círculo íntimo en donde elige refugiarse para escapar del asedio. “En mi entorno ya se sabe que no se habla del tema del retiro, es como que está instalado de esa manera. No hubo ni una persona allegada a mí que me haya preguntado por esto. Nadie, ni padres, amigos, hermanos, sobrinos… Se da por sentado que no voy a decir nada hasta el momento que debo hacerlo. Además, no me sirve y no me suma para el juego”.

• “No estoy atento a lo que se dice sobre si me retiro o sigo. Hay veces que me llegan comentarios. Pero la verdad es que no estoy atento a lo que dicen, no leo lo que sale en los títulos o lo que se publica. Ya ni Twitter veo para evitar que me lleguen los homenajes permanentes”.

• “Busco aislarme, no quiero leer ni de las hazañas ni de los fracasos. No me cambia nada. En este período me aíslo y evito ese contacto que por momentos me parece desmedido. Ya cuando pasó una semana o 10 días, es cuando empiezo a conectarme un poco con el exterior. Si creo que tengo que leer algo lo hago. En caso contrario me mantengo fuera de esa dinámica”.

Fuente: Infobae