Marcos Peña quiso chicanear al kirchnerismo y diputados salieron al cruce

En una semana cargada de cuestiones políticas, Marcos Peña se presentó en el Congreso para brindar su quinto informe de gestión. Sin embargo, entre respuesta y respuesta, se vivió un momento tenso cuando el jefe de Gabinete intentó chicanear a la bancada del Frente para la Victoria al mencionar el escándalo de los arrestos por las coimas que recibió el Gobierno kirchnerista para adjudicar obras públicas a diferentes empresas.

Todo comenzó cuando Peña mencionó que las denuncias por supuestos aportantes truchos fue una “burda operación” para manchar a la gobernadora María Eugenia Vidal. “Buscaría otra estrategia electoral, más en estos días”, sostuvo ante la atenta mirada del resto de los funcionarios kirchneristas.

La respuesta del político de Cambiemos vino después de que el legislador kirchnerista Leopoldo Moreau dijera que el gobierno montó una “ingeniería” para la “manipulación electoral” a través del uso de bases de datos de usuarios.

“Todavía no se ha revelado el origen de la plata que lavó la gobernadora”, agregó para cruzar a Peña. Para apuntar directo a Moreau, el jefe de Gabinete tomó la palabra y le dijo al diputado que “su conspiración fantasiosa carece de fundamentos de la verdad, es un canallesco intento de instalar la palabra fraude en la Argentina, un recurso bajo”.

“Y dijo una frase que es para un cuadrito. Dijo que no puede haber recursos públicos por privados volcados a la manipulación publica. Esa fue la política de comunicación de su gobierno. Eso fue 6-7-8 y los locutores militantes en Fútbol para Todos”, agregó, por lo que otros legisladores empezaron a gritar para defender a su compañero.

Como Rodolfo Tailhade era uno de los que más hablaba, Marcos Peña volvió a la carga y, con ironía, retomó su charla: “Es un día difícil pero no se ponga nervioso, Tailhade”.

El comentario no cayó muy bien enla Cámara Baja, ya que en las últimas horas fueron detenidos varios ex funcionarios kirchneristas por la causa que investiga supuestas coimas millonarias.

Finalmente, el político volvió a defender a la gobernadora, y como para cerrar su discurso, sumó: “Doy mi absoluto y total respaldo a la honestidad de la gobernadora, a quien con esta burda operación quieren manchar. Lamento que sigan buscando igualar pero no lo van a lograr. Lo lamento mucho, buscaría otra estrategia electoral, más en estos días”.

Como contestación a lo comentado por Peña, Carlos Castagnetto comenzó a reírse mientras hacía alusión al conflicto con la agencia de noticias estatal. “Andá a arreglar Télam, (Hernán) Lombardi”, gritó.

Por último, y sin quedarse callado, el diputado le pidió al funcionario que dijera “algo coherente” y que todavía faltaban explicar “las 50 lucas” de los aportes falsos de la campaña de Vidal.

× ¿Te ayudamos?