María, la mujer de 113 años que le “ganó” al coronavirus

Los adultos mayores conforman el grupo más golpeado por la pandemia y en medio de la crisis que, al igual que todo el mundo, atraviesan los españoles, una historia los llenó de esperanza. A sus 113 años, la mujer más longeva de ese país, María Branyas, se convirtió en la persona de más edad en superar el nuevo coronavirus.

María, quien también logró vencer a la gripe española en 1917, atravesó la infección del COVID-19 en la residencia en la que vive, en Girona. La mujer agradeció el trato de los profesionales que la asistieron allí: “Las personas aquí son muy amables, muy atentas”.

La mujer aseguró que ahora se encuentra “bien, con las pequeñas molestias que todo el mundo puede tener”. Su última prueba arrojó un resultado negativo.

Según explicó su hija, Rosa Moret, su madre es “una mujer fuerte y positiva”, que, al contraer coronavirus, manifestó “una infección de orina y tenía malestar sin ningún otro síntoma, pero el testeo que le hicieron a través del Centro de Atención Primaria dio positivo”.

María nació el 4 de marzo de 1907 en San Francisco ( Estados Unidos), y tras un largo recorrido por Nueva Orleans y por las localidades catalanas de Barcelona, Banyoles y Girona, desde hace veinte años vive en la residencia Santa María del Tura de Olot.

Las semanas de aislamiento en su habitación afectaron el ánimo de María. Estaba “aburrida, angustiada”, según relata Rosa. El último día que la familia pudo visitarla precisamente fue el de la fiesta de su 113º aniversario, el pasado 4 de marzo, y, desde entonces, todo el contacto ha sido telefónico.

“Ahora que ya se encuentra bien, está estupenda, tiene ganas de hablar, de explicar, de hacer sus reflexiones, vuelve a ser ella”, contó su hija, quien además maneja la cuenta de Twitter de su madre. Allí, Rosa comparte los lugares que su madre visitó, recuerdos de su infancia y experiencias que marcaron la vida de María. Como el duro viaje en barco que atravesó desde América junto con su padre en 1915, cuando él falleció a bordo por tuberculosis y su cadáver fue arrojado al mar.

Al ser consultada por el secreto de su longevidad, Branyas argumentó que se trata “de tener buena salud”, detalló sonriendo su hija Rosa. A pesar de que su madre nunca hizo más ejercicio físico que sus paseos por la Rambla de Girona con las amigas, jamás fumó y “ni siquiera se rompió un hueso”, contó orgullosa. Tras vencer al coronavirus, María será protagonista de un programa de la televisión catalana.

La residencia para mayores donde se aloja, como el resto de los asilos en España, sufrió el impacto más duro del virus con varias muertes y casos positivos. El coronavirus que causó la pandemia ya se cobró la vida de más de 26.700 personas solo en España e infectó a más de 227.000, aunque los registros de casos y muertes por día continúan en descenso.

 

Fuente: Crónica

× Whatsapp