Más chicos en los comedores y adultos sin esperanzas, el cruel rostro de la crisis en San Luis

AUDIO: Verónica Jordan.

{mp3}VeroGiordan1207{/mp3}

 

AUDIO: Daniel Sosa.

{mp3}DanielSosa1207{/mp3}

 

Un informe anual que presenta la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre la situación de la infancia indica que la población que se alimenta en comedores viene creciendo desde 2013 y en la última medición alcanzó su pico: el 33% de los chicos. El año anterior fue casi 4,5% menos.

 

En la provincia la cantidad de merenderos y comedores  ha ido en aumento a la par de la situación nacional. Veronica Jordan, quien colabora con el comedor Madre Teresa de Calcuta declaró: “Cada año espero que me digan que vamos a cerrar porque no hace falta, pero es una utopía. Creció la cantidad de gente adulta  que asiste al comedor, la cual busca al menos un poco de calor, es algo que no había visto antes. Es gente grande que ha perdido la  esperanza, están desesperanzados y eso no lo había visto nunca en 50 años”. 

 

Comentó también cómo cambió la situación del lugar al que asiste, ubicado en Ayacucho 2083, luego de la aparición de los merenderos 22AG del Gobierno provincial. “La merienda ya no se da, porque están los merenderos provinciales, pero los chicos siguen viniendo a almorzar”.

 

Jordan se metió en la discusión que existe en relación a la implementación de bancos de alimentos a los cuales elogió “son algo fantástico, en todos los países del mundo existen” y agrego “cada uno aporta con lo que tiene, lamentablemente hay gente que sobrevive con eso. Hoy en día, el alimento lo consigue principalmente un sacerdote, y después tememos aportes de escuelas, personas, pero no deja de ser el día a día”.

 

Daniel Sosa, a cargo del programa Tierras del Gobierno provincial y referente provincial del Movimiento Evita se refirió también del crecimiento de la asistencia a los comedores y sobre la critica situación económica que atraviesa el país.

 

“El ajuste nos ha golpeado a todos en la sociedad, la devaluación del 50 por ciento del salario se sufre en mayor medida en los sectores más humildes. Cada día la economía empieza a apretar mas”, declaró.

 

El trabajo realizado por el Movimiento Evita, se encuentra principalmente en los barrios del oeste de la ciudad, en donde se ubican 4 comedores que, en palabras de Sosa, “se han duplicado e incluso triplicado la cantidad de chicos que asisten”.

 

El dirigente barrial resaltó las políticas realizadas por el gobierno de Rodríguez Saá para la contención social. “Si no estuvieran los planes no se que haría la gente para llegar a fin de mes, cada vez hay menos trabajo y changas. El Gobierno ha logrado distribuir la riqueza a través de los planes”.

 

 

Por ultimo declaró sobre la lucha que esta teniendo el Movimiento Evita, Barrios de Pie, la CTEP, la CCC y otras organizaciones por la aprobación de la emergencia alimentaria “Va a salir, no tengo duda”.

 

La Ley de Emergencia Alimentaria, que fue presentada en el Congreso Nacional hace más de un año por Lucila de Ponti (Movimiento Evita) y Federico Masso (Libres del Sur)  propone incrementar las partidas presupuestarias para merenderos y comedores comunitarios, contemplando una distribución de 10.000 millones de pesos para fortalecer la asistencia que hoy se brinda.