Más de 300 personas participaban de una fiesta clandestina en el Camino al Filo; hay dos detenidos y varios vehículos secuestrados

La Villa de Merlo volvió a ser epicentro de una multitudinaria fiesta clandestina este fin de semana.

En el Camino al Filo se reunieron más de 300 jóvenes: incluso cortaron la Ruta N°5, a la altura del Mirador del Tala Caído, para la “juntada” con música y alcohol, informó el portal El Corredor Noticias.

Cerca de las 8.30 de este domingo, la Policía recibió un llamado de alerta y concurrió al lugar. “Al ver que se acercaba un móvil policial, muchos emprendieron la fuga por los campos, pero personal policial, con la asistencia de refuerzos, logró identificar a más de diez personas, dos de las cuales fueron detenidas”, informó el jefe de Operaciones de la Policía provincial, comisario Dionisio Funes, a la Agencia de Noticias.

En el procedimiento se constató la falta de tapabocas y el distanciamiento entre personas.

La Policía, además, secuestró vehículos y motocicletas, varios de ellos abandonados en el lugar por sus propietarios que huyeron por los campos aledaños.

En el operativo, algunos efectivos fueron agredidos por los participantes de la fiesta clandestina. Las actuaciones están en manos del Juzgado Multifueros de Santa Rosa del Conlara.