Masacre en Texas: murieron 19 chicos y 2 maestros en el tiroteo en una escuela primaria

Al menos 22 personas murieron este martes, entre ellas 19 estudiantes y dos maestros, en un tiroteo en una escuela primaria de la localidad de Uvalde, en el Estado de Texas, Estados Unidos, donde también falleció el agresor.

“Hay 19 niños que fueron asesinados por este malvado hombre armado, así como dos maestros de esta escuela”, dijo el vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, a NBC News. Anteriormente, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, había informado de la muerte de 14 niños y un profesor tras la irrupción de un joven de 18 años en la escuela, donde abrió fuego contra sus víctimas. “El agresor disparó y mató, de manera horrible e incomprensible, a 14 estudiantes y mató a un maestro”, remarcó Abbott.

Respecto a quien produjo los asesinatos, el funcionario indicó que se trató de un adolescente identificado como Salvador Ramos y agregó que “se cree que los agentes policiales que respondieron a la emergencia lo mataron”.

“Se cree que abandonó su vehículo e ingresó a la Escuela Primaria Robb en Uvalde con una pistola y también pudo haber tenido un rifle, pero eso aún no está confirmado, según mi informe más reciente”, completó Abbot.

Y cerró: “Lo que sucedió en Uvalde es una tragedia horrible que no se puede tolerar en el estado de Texas. La policía local está tomando medidas rápidas.”

La palabra de Joe Biden

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se dirigió a su país tras la masacre ocurrida este martes en una escuela primaria del estado de Texas y llamó a transformar “el dolor” de las pérdidas en “acción” para detener estos crímenes y “hacerle frente al lobby de las armas”.

“Así que esta noche, le pido a la nación que oré por ellos (las víctimas), que les dé a los padres y hermanos la fuerza en la oscuridad que sienten ahora. Como nación, tenemos que preguntarnos cuándo, en el nombre de Dios, vamos a hacer frente al lobby de las armas”, remarcó el mandatario.

Y continuó: “Este tipo de tiroteos masivos rara vez ocurren en otras partes del mundo. ¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta carnicería? ¿Por qué seguimos dejando que esto suceda? ¿Dónde, en el nombre de Dios, está nuestra columna vertebral para tener el coraje de enfrentarlo? Es hora de convertir este dolor en acción”.

Al inicio de su discurso televisivo, manifestó que “tenía la esperanza, cuando me convertí en presidente, de no tener que hacer esto de nuevo”, en relación a tener que informar su parecer sobre una masacre de esta índole, algo que ya había realizado cuando fue vicepresidente en la gestión de Barack Obama.

“Hermosos, inocentes, estudiantes de segundo, tercer y cuarto grado. Y cuántos niños pequeños que son testigos de lo que sucedió, ven morir a sus amigos, como si estuvieran en un campo de batalla. Perder un hijo es como que te arranquen un pedazo del alma”, reflexionó.

Por último, subrayó que hay que dejar claro “a todos los funcionarios electos de este país que es hora de actuar”.

Fuente: Página 12