Masivas movilizaciones en el centro porteño en repudio al golpe en Bolivia

Miles de personas se movilizaban esta tarde por el centro porteño, desde el Obelisco hacia la Embajada de Bolivia y a la Cancillería de Argentina en repudio al golpe de Estado denunciado por el renunciante presidente Evo Morales en Bolivia.

 

Organizaciones políticas, sindicales y estudiantiles, así como residentes bolivianos en Argentina participan de la protesta. Hay manifestantes de Barrios de Pie, Frente Popular Dario Santillán, MP La Dignidad, MST, Polo Obrero, MUP y la Corriente Clasista y Combativa, entre otras agrupaciones.

 

Sandra Carreño, referente del Frente Popular Dario Santillán, señaló que “la violencia de grupos de derecha y los intentos de desconocer al gobierno constitucional y la voluntad popular del pueblo de que Evo continúe al frente del gobierno boliviano, son inaceptables”.

“Estamos en el Obelisco para apoyar al compañero Evo Morales, presidente legítimo y constitucional de Bolivia. Repudiamos el golpe de Estado de la derecha y el establishment contra el pueblo boliviano”, expresó desde la manifestación el diputado del FPV y líder de la CTA, Hugo Yasky.

 

“No alcanza con repudiar el golpe, para enfrentar a los fascistas hay que movilizarse en las calles y organizarse, como esta haciendo el pueblo boliviano en el Alto y en La Paz”, expresó la dirigente del PO, Vanina Viasi.

 

Repudio de la CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) manifestó hoy su “más enérgico repudio” ante la consumación de un “golpe de Estado” en el Estado Plurinacional de Bolivia. La central obrera dijo que el “golpe” se consumó gracias al accionar violento de grupos civiles que actuaron con el beneplácito de la policía autoacuartelada y la pasividad del ejército.

“Como trabajadores, que conocemos y hemos sufrido la persecución, valoramos la institucionalidad democrática y no podemos aceptar que la violencia desatada avance sobre las conquistas sociales y económicas alcanzadas por la lucha de los pueblos latinoamericanos”, dijo la CGT en un comunicado.

 

Fuente: FiloNews