Massa viaja a Washington y tiende un puente con Trump

Sergio Massa encarará en las próximas horas un viaje a Washington que podría generar espacios de diálogo que contribuyan a generar un acercamiento entre un eventual gobierno de Alberto Fernández y la administración de Donald Trump.

 

La relación con Estados Unidos es por lejos el principal problema geopolítico que deberá afrontar el candidato peronista si gana las elecciones y es gobierno. El republicano apoyó abiertamente a Mauricio Macri y su país tiene una influencia decisiva en el FMI que será crítica cuando haya que encarar la inevitable renegociación del acuerdo, que en los hechos está caído.

 

Massa aprovechará su presencia en la capital de Estados Unidos para dar una charla en el Wilson Center, para mantener fuera de agenda algunas reuniones con funcionarios norteamericanos. El gesto de acercamiento puede ser bien recibido. LPO supo de fuentes norteamericanas que en la administración de Trump existe espacio para intentar un entendimiento con un eventual gobierno de Alberto Fernández, pero es clave que se gestione de manera adecuada.

 

LPO supo de fuentes norteamericanas que en la administración de Trump existe espacio para intentar un entendimiento con un eventual gobierno de Alberto Fernández, pero es clave que se gestione de manera adecuada.

“Espero que podamos continuar con las buenas relaciones que tenemos con Argentina”, dijo Edward Prado, embajador norteamericano en nuestro país. Lo hizo este miércoles en Tech Camp, un evento realizado este miércoles en el Palacio Bosch, la histórica residencia del embajador de Estados Unidos en el país.

 

Massa es del Frente de Todos acaso uno de sus dirigentes con mejores relaciones en el mundo de Trump. Tiene una vieja amistad con el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, abogado personal de Trump y uno de sus consejeros más cercanos. El líder del Frente Renovador fue socio de la firma de Giuliani, con quien trabajó en distintos países de Latinoamérica en temas vinculados a la seguridad. Es recordada aquella incursión junto al ex alcalde en el conurbano, donde se vio a Giuliani muy entusiasmado con un choripán.

 

La agenda de Massa en Estados Unidos incluye la charla en el centro Woodrow Wilson, donde suelen hablar políticos latinoamericanos. Ese think tank bautizado en honor al presidente que gobernó durante la Primer Guerra Mundial y creó la doctrina de no intervención que lleva su apellido, lo dirige Joseph Gildenhorn, un demócrata que mantiene buenos contactos en Washington.

 

Massa se quedará el sábado en la capital norteamericana para mantener debates con estudiantes universitarios y el domingo viajará a Nueva York, donde se encontrará con la demócrata Susan Segal, presidenta del Council of Americas. Ese organismo recibirá al tigrense de manera formal el lunes. Luego, Massa se reunirá con fondos de inversión de Wall Street para conversar sobre la deuda externa argentina.

 

 

Fuente: LaPoliticaOnline

Massa viaja a Washington y tiende un puente con Trump

Sergio Massa encarará en las próximas horas un viaje a Washington que podría generar espacios de diálogo que contribuyan a generar un acercamiento entre un eventual gobierno de Alberto Fernández y la administración de Donald Trump.

 

La relación con Estados Unidos es por lejos el principal problema geopolítico que deberá afrontar el candidato peronista si gana las elecciones y es gobierno. El republicano apoyó abiertamente a Mauricio Macri y su país tiene una influencia decisiva en el FMI que será crítica cuando haya que encarar la inevitable renegociación del acuerdo, que en los hechos está caído.

 

Massa aprovechará su presencia en la capital de Estados Unidos para dar una charla en el Wilson Center, para mantener fuera de agenda algunas reuniones con funcionarios norteamericanos. El gesto de acercamiento puede ser bien recibido. LPO supo de fuentes norteamericanas que en la administración de Trump existe espacio para intentar un entendimiento con un eventual gobierno de Alberto Fernández, pero es clave que se gestione de manera adecuada.

 

LPO supo de fuentes norteamericanas que en la administración de Trump existe espacio para intentar un entendimiento con un eventual gobierno de Alberto Fernández, pero es clave que se gestione de manera adecuada.

“Espero que podamos continuar con las buenas relaciones que tenemos con Argentina”, dijo Edward Prado, embajador norteamericano en nuestro país. Lo hizo este miércoles en Tech Camp, un evento realizado este miércoles en el Palacio Bosch, la histórica residencia del embajador de Estados Unidos en el país.

 

Massa es del Frente de Todos acaso uno de sus dirigentes con mejores relaciones en el mundo de Trump. Tiene una vieja amistad con el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, abogado personal de Trump y uno de sus consejeros más cercanos. El líder del Frente Renovador fue socio de la firma de Giuliani, con quien trabajó en distintos países de Latinoamérica en temas vinculados a la seguridad. Es recordada aquella incursión junto al ex alcalde en el conurbano, donde se vio a Giuliani muy entusiasmado con un choripán.

 

La agenda de Massa en Estados Unidos incluye la charla en el centro Woodrow Wilson, donde suelen hablar políticos latinoamericanos. Ese think tank bautizado en honor al presidente que gobernó durante la Primer Guerra Mundial y creó la doctrina de no intervención que lleva su apellido, lo dirige Joseph Gildenhorn, un demócrata que mantiene buenos contactos en Washington.

 

Massa se quedará el sábado en la capital norteamericana para mantener debates con estudiantes universitarios y el domingo viajará a Nueva York, donde se encontrará con la demócrata Susan Segal, presidenta del Council of Americas. Ese organismo recibirá al tigrense de manera formal el lunes. Luego, Massa se reunirá con fondos de inversión de Wall Street para conversar sobre la deuda externa argentina.

 

 

Fuente: LaPoliticaOnline