MasterChef Celebrity. Se le acabó la suerte: Vicky Xipolitakis quedó fuera de la competencia

Fue la participante más polémica de MasterChef Celebrity, pero no por su show y sus excesos (a los que nos tiene acostumbrados desde la primera vez que pisó un estudio de televisión), sino por las sospechas que rondaban en torno a su inexplicable destreza en la cocina. Y aunque es cierto que parte fueron preconceptos, por otro lado que Vicky Xipolitakis no recordara nunca los ingredientes que utilizaba, entre otras inconsistencias, activó las alarmas y la lupa sobre cada una de sus presentaciones.

 Sin embargo, y aunque algunos ya veían una conspiración a nivel internacional para que la griega se llevara el premio mayor, la última emisión la despidió con emoción y llanto. “Gracias, los quiero mucho con todo mi corazón. Lloro por ustedes porque los veo sufrir. Estoy feliz porque gracias a ustedes yo aprendí. Agradezco a mis compañeros, a vos Santi, a la producción. Hagan de cuenta que me estoy riendo, son lágrimas de felicidad. Lo mejor que me pasó en mi vida después de ser mamá fue estar acá, me volví a reencontrar conmigo misma, con la gente, y me mostré tal como soy. Como una persona, no como un personaje”.

Tanto Damián Betular como Donato de Santis mostraron una emoción genuina, pero a quien se lo vio más conmovido fue a Germán Martitegui: “Sos un ejemplo para mucha gente, luchaste con muchísimos preconceptos. Vos ya ganaste, cocinás muy bien aunque no sé cómo. Me da la impresión de que todo lo que hagas lo podés hacer bien. Es un mensaje para muchas mujeres: se pueden vestir como quieran, hacer lo que quieran, tienen la fuerza para hacer lo que quieran y hay que vencer a todos los boludos estos que hablan cualquier cosa. El mensaje más importante que diste fue ese. Te quiero y ya saldremos de fiesta”.

Fiel a su estilo, Xipolitakis se despidió regalándole a su jurado preferido una liga blanca que sacó de su pantorrilla, mientras el Polaco despojado de todo decoro gritaba: “Que te la saque con los dientes”. En fin, situaciones que pasan en las últimas emisiones de programas, un momento en el que (casi) todo vale.

Fuente: La Nación

× ¿Te ayudamos?