Matambre relleno a la parrilla: receta para hacerlo tierno y sabroso

El matambre relleno es un clásico navideño y es una de las opciones livianas para comer los días de calor. Pero si un fin de semana hacés un asado podés aprovechar las brasas para hacer una versión parrillera de uno de los platos más codiciados en las festividades de Diciembre.

Los ingredientes para el relleno son similares a la versión hervida, pero el matambre relleno a la parrilla puede incluir jamón cocido y cebolla precocida. Si nunca te animaste a hacerlo, podés aprovechar este domingo de elecciones para cocinarlo y compartir con la familia un delicioso almuerzo.

Ingredientes

  • 1 matambre (2 kilos aproximadamente)
  • 200 gramos de jamón cocido
  • 1 morrón rojo o verde
  • 3 zanahorias
  • 2 cebollas pequeñas o una grande
  • 1 lata de arvejas
  • Un diente de ajo
  • Albahaca
  • Sal 
  • Pimienta

Preparación

1. Primero hay que hacer una mise en place, ésto se refiere a organizar y ordenar los ingredientes que el parrillero o parrillera vaya a utilizar, con las verduras cortadas en tiritas o juliana. En el caso de la albahaca las hojas podrán quedar enteras. Reservar los vegetales. 

2. En una sartén sofritar el ajo picado y las cebollas, cuando esté transparente sumar la albahaca, la pimienta y la sal. Retirar el exceso de líquido y reservar. 

2. Después de armar la mise en place se procederá a trabajar el matambre. Retirar el exceso de grasa de la pieza vacuna. De ser necesario cortar los bordes para emparejar o dejar como está. 

3. Colocar el matambre del lado de la grasa sobre la mesada o superficie donde se esté trabajando, añadir por encima el jamón cocido, las zanahorias y los morrones en tiras, las arvejas y la preparación del punto 2. 

4. Después de sumar todos los ingredientes para el relleno, se procederá a ir enrollando con cuidado el matambre y se deberá atar con un hilo choricero para evitar que se escape el relleno. 

5. Llevar el matambre a la parrilla y lo dejamos alrededor de una hora, es importante controlar la temperatura de las brasas para evitar que se queme la carne y quede cruda por dentro. Pasado el tiempo, se dará vuelta la carne rellena y se pincelará con manteca y un poco de pimienta. Dejar media hora más, retirar y servir al plato o en forma de sándwich. 

Fuente: Crónica