Mató a su ex mujer, desapareció 14 años, fue detenido y ahora lo condenaron a perpetua

En un insólito caso, un hombre que mató a su mujer y estuvo prófugo por 14 años fue detenido en Mar del Plata. Se trata de Andrés Roberto Arias, quien cometió el crimen en 2006, pero cayó en 2020.

El asesinato tuvo lugar el 15 de diciembre de 2006, cuando este hombre se dirigió a la casa de Mónica Ríos, su ex mujer, ubicada en Valentín Alsina. Según revelaron testigos, ambos salieron de la vivienda acompañados de sus tres hijos, en aquel momento de 10, 6 y 5 años, los llevaron a la casa de su tía y se quedaron solos.

Vale la pena recordar que, para ese momento, sobre Arias ya pesaba una orden de restricción perimetral, debido a una denuncia previa de su ex esposa por violencia de género. No obstante, mantenían el contacto debido a una disputa por la casa en la que ella vivía con los chicos.

Mónica Ríos, en aquel momento de 31 años, fue asesinada en diciembre del 2006.

Ambos siguieron un tramo en bicicleta, hasta que, a la atura de Darragueira entre Callao y Liniers, se produjo el asesinato.

“Ese día yo estaba cerca de las vías cuando veo a una pareja, los dos en bicicleta. La chica se cae de la bici y él se acerca, la agarra de los pelos, la golpea, saca un revólver y empieza a disparar varias veces. No le dio tiempo a defenderse. Los disparos fueron de cerca”, relató una de las testigos en el juicio.

Sin pensarlo dos veces, el hombre se dio a la fuga y desapareció por 14 años, hasta febrero de 2020.

Luego de una nueva fuga en 2015, la tercera fue la vencida para el asesino. De manera insólita para un caso del estilo, el hombre fue detenido mientras caminaba como “perro por su casa” en una playa de Mar del Plata. Fue reconocido por una amiga de su ex mujer, quien de inmediato alertó a las autoridades.

Para colmo, su abogado presentó un planteo reclamando que el delito había prescripto, dado que en el 2006 la figura de femicidio no existía.

Sin embargo, un reciente fallo unánime por parte de los jueces Susana Mabel Silvestrini, Daniel Julio Mazzini y José Ignacio Polizza, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 10 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, le dieron cadena perpetua.

Lo consideraron responsable de “homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, con el uso de arma de fuego” contra su ex esposa, Mónica Isabel Ríos, que tenía 31 años en el momento del crimen.

Fuente: Crónica