Médica forense de San Luis participó de una publicación orientada a la efectiva investigación de femicidios

La médica forense del Poder Judicial de San Luis, Patricia Gallardo, participó de una publicación editorial sobre violencia de género, elaborada por un grupo de profesionales de distintas áreas vinculadas con la violencia familiar.

Gallardo, que se desempeña en la Primera Circunscripción Judicial, es médica Especialista Jerarquizada en Medicina Legal (Colegio de Médicos Distrito I de la provincia de Buenos Aires), Especialista en Docencia Universitaria y Especialista en Violencia Familiar (Universidad Nacional de La Plata).

Para la última especialización realizó la tesis titulada “Femicidio, máxima expresión de la violencia de género”, y junto a colegas cursantes plasmaron sus investigaciones en una publicación editorial de consulta para la comunidad científica y la sociedad en general.

El trabajo se publicó en la edición Nº 14 de los Cuadernos Tópica – publicación de gran prestigio dentro del mundo de la psicología -, bajo el título “Violencias de Género, conceptualizaciones y herramientas de abordaje e intervención”.

Intervinieron en su elaboración 8 profesionales, entre psicólogas, trabajadoras sociales, sociólogas y la forense puntana. El trabajo analiza distintos temas relacionados al proceso de abordaje e intervención en casos de violencia de género, abuso sexual y femicidio.

“En esta publicación, mi aporte fue desde la mirada de las Ciencias Forenses en relación al femicidio, ya que el forense actúa en tres momentos puntuales: en el lugar del hecho, durante la operación de autopsia y en el reconocimiento médico legal del victimario, que consiste en buscar lo que se pudo haber llevado él, no solo del lugar, sino también de la víctima, porque puede haber transferencias de indicios que ayudan a completar la escena”, manifestó Gallardo.

Y agregó: “El femicidio es la expresión máxima de violencia por cuestiones de género, lamentablemente los forenses llegamos tarde, es decir, seguramente cuando la mujer ya ha transitado varias etapas, varias denuncias previas y los dispositivos no funcionaron, tanto para la víctima, como para contener al agresor; por eso, es muy importante el examen del lugar del hecho. También, la operación de autopsia debe ser completa, metódica e ilustrada, justamente buscando no solamente lo que nos brinda el cuerpo en sí, sino también, indagar e ir más allá, buscando las relaciones familiares o no que haya tenido previamente la víctima, recolectar los datos que muchas veces ya tiene el personal policial, todos esos recursos nos ayudan a realizar un informe final que va a llegar al juez de instrucción”. 

A lo largo de su artículo “¿Cómo realizar una pericia forense en un hecho de femicidio con perspectiva de género?”, la forense habla minuciosamente del abordaje técnico-científico que un médico legista debe tener en cuenta a la hora de trabajar en un caso de femicidio durante las tres etapas: en el lugar del hecho (la inspección ocular, la descripción del lugar, la toma de muestras, la protección de la cadena de custodia, etcétera); durante la operación de autopsia (técnicas y etapas de su realización); y examen médico legal del victimario (descripción completa, toma de muestras, etcétera).

El artículo destaca que la finalidad de la tarea pericial del médico forense y del resto de los peritos intervinientes, es la de “proporcionar una respuesta con enfoque ecológico multidimensional que permita al juez interviniente resolver el crimen y dictar una ejemplar sentencia”.

Con información de Prensa del Poder Judicial

× ¿Te ayudamos?