Medidas gremiales afectarán los vuelos comerciales en el aeropuerto de San Luis

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de San Luis comunicó a la Secretaría de Trabajo de la Nación que desde el martes 8 de enero comenzará una serie de medidas gremiales en reclamo por las condiciones laborales en el servicio de extinción de incendios y por retrasos salariales que afectarán los vuelos comerciales en el aeropuerto Brigadier Mayor César Raúl Ojeda.

El gremio ya había advertido que la falta de respuestas de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) no brindaba una respuesta adecuada a los reclamos, comenzaría a desarrollarse un “plan de lucha” que podía perjudicar el normal funcionamiento del aeropuerto.

En notas enviadas al titular de la Gerencia de Empleo de San Luis, Juan Castillo, y al administrador de ANAC, Tomás Insausti, ATE comunicó la realización de las medidas que serán progresivas sino logran una respuesta positiva.

En primera instancia, desde el 8 de enero, los trabajadores aeroportuarios se declararán en “estado de alerta y movilización”, que afectará de manera parcial al servicio de extinción de incendios del aeropuerto de la capital puntana. Si los reclamos no se resuelven, se procederá a la afectación total del servicio en los vuelos comerciales.

ATE reclama no sólo por las condiciones de “hacinamiento” en la que deben trabajar los integrantes de ese servicio – en un contenedor expuesto al sol y sin aire acondicionado -, sino también por la falta de pago del “suplemento” a los trabajadores contratados.

El gremio pide “que se articulen las medidas para que no haya discriminación entre el personal de planta permanente y el personal contratado a la hora de percibir haberes y suplementos”.

Hasta el momento, ANAC no brindó respuestas a las solicitudes que, en el caso del servicio de extinción de incendios, llevan más de 5 meses.