Merenderos y comedores barriales de San Luis subsisten por donaciones

Los merenderos y comedores barriales de la provincia tienen todas las semanas un incremento de asistentes desde que se inició la cuarentena. La mayoría subsiste por donaciones y todos esperan la ayuda del Gobierno. Daniel Sosa, dirigente social del Movimiento Evita, aseguró que “no les llega comida a los merenderos de los barrios de San Luis, el aumento (de precios) de la mercadería es un tiro en el pie para este sector”.

Por otro lado, destacó que “no hay presencia masiva del Gobierno, pero el Plan de Inclusión Social es una ayuda muy importante y estratégica en la provincia”.

Sosa tiene merenderos en el barrio La República, Villa Mercedes, Quines, El Volcán, Carpintería. “En nuestro espacio estamos entregando 800 viandas semanales en toda la provincia. Mucho se consiguió de donaciones como, por ejemplo, hace un tiempito atrás una distribuidora donó mercadería, luego una carnicera y arroz que se consiguió desde el SIDIU”, detalló.

Los problemas en los sectores vulnerables se vieron agravados por el aislamiento social preventivo y obligatorio que inició en marzo en todo el país. Trapitos, vendedores ambulantes y fleteros, entre otros, no pueden realizar esas actividades que les permitían un ingreso diario.

Sosa contó que en los comedores de otras localidades se realizaron rifas y venta de locro para recaudar plata con la que se compró mercadería. Y también comentó que es notable el incremento de comensales que se suman semana tras semana: “Donde teníamos 35 personas, estamos teniendo 70 u 80 personas. Tratamos de buscar donaciones porque todos los días crecen los asistentes a los merenderos”

“Los merenderos que mantenemos nosotros abren tres veces a la semana y no solo brindamos la merienda sino muchas veces la comida y otras veces juntamos bolsones de ropa”, indicó.

Por último, el dirigente señaló que “hemos conseguido, a través del Ministerio de Desarrollo Social y el sector de economía popular, los recursos para hacer 7 emprendimientos productivos de alimentos: huertas, pollo doble pechuga, apicultura y algo de salsas y dulces (en La Punta); producción de huerta y gastronomía turística (en Carpintería); y armamos una cooperativa”.

× Whatsapp