Misterioso robo de una caja fuerte de un comercio

La hipótesis que maneja la Policía apunta a una persona que tenía acceso a las llaves del comercio y conocía el código de desactivación de la alarma de seguridad, por eso el sonido estridente de la sirena se escuchó por pocos minutos. Esa persona también conocía el lugar donde estaba la caja de seguridad transportable y se la llevó. La cifra que contenía ronda los 300 mil pesos.

 

Sucedió ayer a la mañana en el Oulet Topper de la calle Chacabuco entre avenida Illia y Junín alrededor de las 7:50, horario en que la central de monitoreo de la alarma del local detectó la activación. El personal de seguridad llegó hasta el local y vio la puerta abierta pero nadie en su interior. Le avisaron a la encargada del oulet, quien llamó a la policía.

 

“No se constataron señales de violencia en las aberturas, ni puertas ni ventanas. La encargada dio el alerta alrededor de las 8:30 y al mediodía radicó la denuncia en la comisaría”, explicó el jefe de la dependencia, subcomisario Rubén Ochoa.

 

El dinero que había en la caja fuerte correspondía a lo recaudado durante el fin de semana y que no había sido depositado en el banco, amplió el policía.