Monitoreo en Corrientes de plaguicidas en recursos hídricos

El estudio de indicadores de impacto ambiental vinculados a la actividad arrocera contempló el análisis de 41 compuestos químicos para cada muestra recolectada.

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (Icaa) presentó los resultados del tercer monitoreo de la campaña 2020-2021, correspondientes al estudio de indicadores de impacto ambiental vinculados a la actividad arrocera, que se realiza en las cuencas de los ríos Corriente, Miriñay, Arroyo Santa María y Sistema Iberá.

Se analizaron un total de 41 compuestos de agroquímicos para cada muestra de agua tomada, lo que da un total de más de 1000 determinaciones. Para la obtención de las muestras en relación a la campaña arrocera, se realizaron 3 salidas al campo: previo al periodo de riego (agosto), durante el pleno estadío del cultivo (diciembre) y poscosecha (marzo-abril).

El organismo provincial indicó que los valores de los parámetros físico-químicos en general resultaron compatibles a los Niveles Guía de Calidad de Agua para diferentes usos. Las muestras no se detectaron glifosato y ni su metabolito.

El informe también destaca que no fueron detectados en ninguna de las muestras analizadas pesticidas organoclorados, piretroides, carbamatos y organofosforados, según conclusiones de los resultados de los análisis para la detección de agroquímicos en agua.

Los sitios de muestreo fueron Puente Ruta Provincial Nº 40 y Arroyo Ayuí, Laguna Iberá Norte, Laguna Iberá Centro, Laguna Iberá Sur; Puente Ruta Nacional Nº 123 y Río Miriñay, Paso Meza (Puente Ruta Provincial Nº 114 y Río Miriñay), Paso Lucero (Puente Ruta Nacional Nº 123 y Río Corriente), Paso López (Puente Ruta Provincial Nº 24 y Río Corriente), Paso Santa Rosa (Puente Ruta Nacional Nº 12 y Río Corriente) y Arroyo Santa María en Ruta Nacional N° 12.

El equipo técnico que llevó adelante la extracción de las muestras de agua estuvo integrado por profesionales del Laboratorio de Química Ambiental (Labquiam) de la Facultad de Ciencias Exactas Naturales y Agrimensura (Facena) de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) y profesionales de la Gerencia de Gestión Ambiental del Icaa.

Los análisis físico-químicos, bacteriológicos, glifosato y sus metabolitos fueron realizados por el laboratorio de la Unne y el resto de los agroquímicos se analizaron en el laboratorio de la Administración Provincial del Agua (APA) de la provincia de Chaco.

La actividad se lleva adelante en el marco de los convenios de cooperación ente el Icaa, la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz y la Facultad de Ciencias Exactas Naturales y Agrimensura de la Unne.

Fuente: AIM Digital

× Whatsapp