Muerte de Pérez Volpin: el endoscopista culpó a la anestesista

Diego Ariel Bialolenkier, el médico que le hizo la endoscopia a Débora Pérez Volpin en el Sanatorio La Trinidad el día que murió, declaró ante la Justicia que no cometió “error alguno”.

 

“Yo no la perforé, no cometí error alguno”, declaró a través de un escrito.

 

“No tengo conocimiento de que la haya perforado. Le insuflé el aire que sale del endoscopio y no se puede regular. Es la cantidad mínima”. Y además habría agregado que no podía explicar como el aire le llegó hasta el cerebro a la paciente.

 

En este contexto le echó la culpa a la anestesista: “Por ahí fue una maniobra de ella”.