Muerte en el José Hernández: advierten sobre los riesgos de instalar mal un calefón

 

AUDIO: OSMAR GUAYCOCHEA (GASISTA MATRICULADO) {mp3}guaycochea08052018{/mp3}

 

Si bien la Justicia espera el resultado de la autopsia a los cuerpos hallados en un departamento de un monoblock del José Hernández pero con la fuerte sospecha que se trató de un caso de intoxicación con monóxido de carbono, un especialista alertó sobre los riesgos de una instalación defectuosa de un calefón domiciliario.

 

La sospecha inicial de la Policía es que una pareja joven y su beba murieron por la inhalación de ese gas silencioso y letal que emanó por el posible mal funcionamiento de un calefón que estaba apagado pero la ducha estaba abierta, una señal de que pudo haber estado encendido.

 

Osmar Guaycochea, gasista matriculado de Villa Mercedes explicó que la mayoría de los calefones y equipos que funcionan con gas vienen con una termocupla que se cierra cuando deja de producirse calor, lo que lo convierten en seguros.

 

“La mayoría de los artefactos están mal conectados y los calefones son letales porque generan muchísimas calorías y despiden mucho monóxido de carbono, sobre todo cuando le sacan el tiraje externo para calefaccionarse”, detalló Guaycochea.

 

En el caso de la tragedia del barrio José Hernández, Guaycochea trazó como hipótesis una falla en el conducto de salida del calefón lo que hizo que el monóxido se concentras en el interior del departamento.

 

“En las casas de barrio por lo general los tirajes no dan y se les ponen curvas y el monóxido vuelve para adentro. Los equipos nuevos traen un sistema de protección de monóxido que carbono que corta el funcionamiento del calefón por unos diez minutos pero hay gente que a veces se lo saca para que siga funcionando”, señaló.

 

El especialista explicó que el monóxido adormece y que puede provocar la muerte en no más de diez o quince minutos.