Muerte en el peaje: versiones cruzadas entre los abogados por presunta deuda

 

AUDIO: MARÍA BELÉN LEVINGTON, ABOGADA DEFENSORA

{mp3}BelenLevingston1906{/mp3}

 

AUDIO: MIGUEL ÁNGEL OROZCO, REPRESENTANTE DE DOS DE LAS VÍCTIMAS

{mp3}MiguelAngelOrozco1906{/mp3}

 

La abogada defensora de Héctor Fernández, el conductor de la camioneta que intervino en el accidente que provocó cuatro muertes en la zona del peaje Cruz de Piedra desmintió al abogado que representa a dos de las víctimas que dijo que el detenido encerró a la familia porque le debían plata.

 

Lo que se pone en juego es ni más ni menos que un posible cambio de calificación legal de la causa: para María Belén Levingston, la defensora de Fernández, se trató “de un simple accidente que lamentablemente dejó cuatro víctimas fatales” pero para el juez Sebastián Cadelago fue un homicidio simple, doloso y no culposo.

 

“No es cierto lo de la deuda, no se conocían, no había ningún roce entre ellos. Nada de eso es cierto, nada hay en el expediente”, dijo Levingston.

 

“Hemos pedido la pericia accidentológica. Creo que el juez se apresuró a calificar el hecho”, agregó.

 

El abogado Miguel Orozco, representante de dos de las víctimas del hecho vial subrayó que “Fernández y Hugo Torres (víctima y conductor del Peugeot 207) se conocían. Hay un registro de las cámaras de seguridad del comercio de Torres que demuestran que Fernández estuvo ahí, fue en una camioneta Amarok, la F100 blanca es de su hijo”.

 

Esa prueba Orozco la presentará en el expediente cuando venza la prórroga de defensa de los ocho días que tiene Fernández.

 

El accidente ocurrió la noche del domingo 3 de junio. Hasta ahora las únicas certezas que hay es que Fernández manejaba completamente ebrio, que pasó por el peaje sin ningún problema y luego hizo una maniobra que encerró al Peugeot que manejaba Torres y en el que iba con dos mujeres y un nene de 3 años. Murieron todos.