Mujeres Puntanas: Virginia García fue una de las ganadoras con su obra “La voz de la mujer”

El trabajo de la artista estuvo inspirado en Virginia Bolten y participó en la categoría teatro.

Virginia García resultó ganadora de la convocatoria “Mujeres Puntanas” en la categoría Teatro. Su obra se titula “La voz de la mujer” y estuvo inspirada en Virginia Bolten.

Virginia Rosa García contó cómo fue su acercamiento al arte y dijo que fue a través de la naturaleza. “Crecí entre árboles, ríos y monte, con mucha libertad, sin miedos. Esa crianza me llevó a buscar en la vida algo que me hiciera sentir de la misma manera. Libre, deseante, lúdica, onírica, salvaje. Que me permita ser y estar de manera auténtica y sincera, conmigo y con el mundo”, expresó.

Sus obras

García hizo referencia a las características que definen a sus obras y reveló que son experimentales. Siempre giran alrededor del cuerpo y la naturaleza, con una mezcla entre lo onírico y provocativo. “De niña, crecí en la naturaleza, y siento que esas imágenes y sensaciones están muy presentes en mis obras, aromas, colores, sonidos y texturas”, dijo la artista.

“La voz de la mujer”: el proceso de trabajo

Virginia relató que al poco tiempo de saber de la convocatoria “Mujeres Puntanas”, se enteró que Virginia Bolten nació en estas tierras y comenzó a leer sus textos y biografía. “Sentí un gran deseo de trabajar con su material e ideas tan revolucionarias para su época. Sentí una profunda admiración por su coraje. El proceso de filmación fue bastante lúdico e improvisado. Previamente había seleccionado los textos que más me conmovían, y el resto de los elementos fueron apareciendo, el vestuario, la lámpara, la pluma, la mesa, el escenario. Ese contexto también me llevo a encontrar la narrativa interna de la escena”, manifestó.

Visualización de las mujeres a través del arteGarcía dijo que históricamente las mujeres han sido invisibilizadas, subestimadas y oprimidas en todas las labores y creaciones, no sólo en el arte. “Y aquellas que osaban escapar del lugar designado socialmente para la mujer, se arriesgaban a ser condenadas por su comunidad, exiliadas, presas o asesinadas. Virginia Bolten propone en 1897 un lema que fue un hito en la emancipación femenina: “Ni dios, ni patrón, ni marido”, abogando a que somos (o podemos ser) dueñas de nuestras vidas. En tiempos donde los feminismos rugen, reconocer su palabra y su pensar me parece fundamental, para saber y recordar que las mujeres venimos hace siglos luchando por nuestros derechos. Hoy somos protagonistas de la historia, haciendo un tremendo trabajo para que el mundo sea un poco menos injusto”, finalizó.

CULTURA SAN LUIS

× ¿Te ayudamos?