Mundial de Rugby: habrá cambios en Los Pumas, pero Mario Ledesma no dio pistas en Osaka

En una ciudad más pequeña que Tokio, aunque se trate de la tercera en cantidad de habitantes en Japón, detrás de la propia capital y de Yokohama (que en realidad sería parte de lo que se llamaría Gran Tokio), Los Pumas tardaron 30 minutos en completar el trayecto entre el hotel New Otani y el campo de entrenamiento de Red Hurricanes, un club de la Primera división japonesa que tiene como figura principal a Wimpie van der Walt, el segunda línea de origen sudafricano que es uno de los principales jugadores del seleccionado local, y cuyo auspiciante es una de las mayores compañías de telefonía celular de este país.

 

En ese campo ubicado muy cerca de la bahía de Osaka, el equipo argentino comenzó a sacarse definitivamente el chip del debut en el Mundial de rugby con frustración ante Francia. Sí: el operativo Tonga comenzó y el adversario del sábado en el estadio Hanazono ya está en la mira.

Tratar de conjeturar sobre la posible formación que enfrentará al equipo isleño podría sonar a aventurero, si se tiene en cuenta lo que se vio en una práctica bastante liviana, que se extendió por espacio de una hora y media.

 

Se sabe que la derrota dolorosa frente a los franceses, que hipotecó el futuro argentino en Japón 2019, porque ahora la obligación consiste en ganar los tres partidos que quedan de la primera fase, derivará en modificaciones.

Más allá del resultado del primer partido, Mario Ledesma metería mano en el equipo para equilibrar cargas, pero más allá de eso la idea de encontrar a los mejores 23 de cara al partido decisivo (y mucho más complicado) frente a Inglaterra del 5 de octubre obligará además a retoques adicionales para darle frescura a Los Pumas.

 

Esa frescura faltó en los backs, sobre todo, porque fueron los forwards los más destacados y los que resultaron los máximos responsables de la recuperación en el juego y en el resultado del segundo tiempo.

Una primera foto surgió en la propia entrada en calor: el más rápido en un par de sucesivos piques fue alguien que no es el más veloz en el plantel. Pero el tucumano Nicolás Sánchez sabe mejor y más que nadie que lo suyo no fue positivo ante Francia.

 

El apertura quiere devolverle a Ledesma la confianza que le dio con la convocatoria, pese a que no había tenido un buen Rugby Championship y a que en su vuelta al rugby francés había sido irregular, afectado quizá por haber desembarcado como la gran estrella de un equipo renovado (Stade Francais) y con un entrenador con poco tiempo en el cargo: el sudafricano Heineke Meyer, ex head coach de los Springboks.

 

Tonga espera con la habitual dureza de sus cinco hombres adelante, con un scrum que funcionó muy bien contra los ingleses, pero con algunas desprolijidades propias del rugby de su país. La meta debe ser superar al rival con el punto bonus.

 

Fuente: Clarin