Mundial para olvidar: los dos verdugos de Argentina y un árbitro misionero en la final

Los principales protagonistas de la final del próximo domingo de la Copa del Mundo de Rusia 2018 están vinculados de alguna manera con nuestra selección. Los equipos porque ambos jugaron contra el equipo de Lionel Messi; y el árbitro, porque es misionero y se mantuvo en el torneo porque la albiceleste se quedó afuera pronto.

Francia y Croacia disputarán el encuentro decisivo el domingo en el estadio Luzhniky de Moscú, la capital rusa. El referí del encuentro será Néstor Pitana. Comienza a las 18.00 de Moscú (12.00 de Argentina).

Croacia llega a la última instancia de una manera particular: ganó los tres partidos de la primera ronda, pero después le costó imponerse en los 90 minutos de octavos, cuartos y semi. Tanto, que ganó dos por penales y uno en el alargue.

En esa primera fase, Croacia jugó su mejor partido y tuvo un resultado histórico: le ganó 3 a 0 a la Argentina de Lionel Messi y compañía. El segundo tiempo de ese encuentro fue, sin dudas, la mejor producción de los croatas a lo largo de la Copa. Claro que mucho ayudó la defensa y el arquero argentinos.

El camino que trazó esa selección desde la segunda fase (Dinamarca en octavos, Rusia en cuartos e Inglaterra en semis) debió ser el camino de Argentina, si terminaba primera en su grupo. La floja actuación albiceleste desde el primer partido con Islandia la mandaron pronto a casa.

Francia, por su parte, también debió sortear al equipo de Messi: se cruzaron en octavos de final en Kazán, y el triunfo francés fue menos grave en el resultado que en el desarrollo del juego.

Aunque “Les Bleus” merecieron más, el encuentro terminó 4 a 3 y Argentina lo pudo haber empatado en la última jugada. Después, el andar francés fue mucho más tranquilo: se despachó fácil contra Uruguay y le ganó a una sorprendente Bélgica, que no hizo gran papel en la semifinal.

El árbitro Pitana, por su lado, se vio favorecido por la eliminación Argentina: dirigió partidos en casi todas las instancias y fue designado para la final.

Todos los condimentos para querer – y no poder – olvidar rápido el triste papel de nuestra selección.

 

 

Por Facundo Insegna.