Murió el periodista Jesús Quintero, reconocido por sus programas “El perro verde” y “El loco de la colina”

El periodista español Jesús Quintero murió a los 82 años en una residencia geriátrica en Cádiz, donde se encontraba desde hace meses por problemas de salud. Su familia confirmó que el comunicador sufría una afección respiratoria y que recientemente había sido operado de una patología cardiaca en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.

Creador de un estilo propio, obtuvo una gran fama en Argentina por dos de sus programas más emblemáticos: El perro verde y El loco de la colina, los cuales incluso se grabaron en nuestro país en la década del 90 y fueron un fenómeno de audiencia.

A lo largo de su carrera, se destacó como un gran entrevistador. Sus ciclos se destacaban por concebir charlas muy interesantes con personas que no pertenecían a los medios y a los que se refería irónicamente como los “nadies”. Tenía un lema que lo resumía todo: “Cualquier persona tiene derecho a 15 minutos de reportaje”.

Su estilo fue muy reconocido, ya que tuvo más de 200 galardones, entre los que destacan el Ondas Internacional, el premio Rey de España de periodismo y el Premio a la originalidad periodística.

Más allá de los diálogos con desconocidos, también entrevistó a grandes figuras del deporte y el arte. Algunos de ellos fueron Diego Armando Maradona, Joan Manuel Serrat y Vicente del Bosque.

En 2012, exploró otra vía: llevar sus entrevistas al teatro. “He hecho más de 10.000 horas de televisión y en la obra se verán imágenes de algunas de esas grabaciones. Además, habrá dos o tres entrevistas distintas en cada función”, le dijo a El País sobre uno de sus últimos proyectos. Lo cierto es que, hasta que su salud se deterioró, siempre estuvo activo y siguió tratando de innovar en su profesión.

Hijo de un electricista y una carpintera, Jesús Quintero nació el 19 de agosto de 1940 en Huelva. Uno de los dolores más grandes de su vida fue la muerte de uno de sus hermanos, que padeció una pancreatitis incurable. “Nací el mismo día y a la misma hora que Napoleón, a las 11 de la mañana y con 42 grados de calor. Pero nunca suelo hablar de edades porque eso me parece una violación a la intimidad”, contó en una oportunidad.

Sus inicios fueron en los escenarios, a los que volvería al final de su carrera, pero su gran pasión fue el periodismo. Sus inicios fueron azarosos: un hombre de radio lo escuchó durante una función en el teatro Lope de Vega de Sevilla y, cuando notó que su voz llegaba hasta el fondo de la sala, no dudó en convocarlo para uno de sus proyectos.

Uno de sus primeros trabajos fue en Radio Nacional de España, donde estuvo a cargo de la conducción de Estudio 15-18. Ese formato no lo dejaba explorar su creatividad, así que les propuso a las autoridades un programa en el que empezó a demostrar toda su impronta: El hombre de la roulotte, donde recorrió el país con una camionera y entrevistó a desconocidas con mucho para contar.

Con información de TN