Murió un subteniente del Ejército en una fiesta de iniciación: “Venga a buscarlo que está muerto”

El Ejército Argentino informó en un comunicado la muerte del subteniente Matías Chirino (22) y especificó que se registró en la madrugada del último domingo mientras “descansaba en el Casino de Oficiales” del Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, Corrientes. La institución militar agregó que el joven sufrió “un cuadro de descompensación”.

Así comenzó un caso cuya investigación lo puso en la primera plana nacional. El resultado de la autopsia reveló que el subteniente perdió la vida por una “broncoaspiración por alimentos”, debido a que habría ingerido una gran cantidad de alcohol y comida durante lo que se conoce como “fiesta de iniciación” o “bautismo”, apenas una horas después de haber ingresado a la unidad militar.

“Estoy desesperado, mi hijo tenía que presentarse el lunes (en el cuartel). Estaba alojado en el hotel Alejandro”, relató en las últimas horas el padre del subteniente fallecido, Exequiel Chirino. El hombre detalló que su hijo había llegado a Paso de los Libres proveniente de su ciudad natal, Río Cuarto.

“Yo lo acompañé para preparar todo y que llegue puntual al ingreso”, rememoró y contó por qué el joven de 22 años entró a la unidad miliar de manera anticipada, en la noche del sábado.

En ese sentido, comentó: “Le tenían que hacer la bienvenida a mi hijo y estos oficiales, Jorge Chávez y Exequiel Mesa, lo obligaron a comprar bebidas en exceso, cigarrillos, carne, whisky y postre. Matías pidió permiso para llegar una hora más tarde y le dicen que no hay problema”.

El desgarrador testimonio del padre de Matías Chirino

“Esas personas tienen que ir presas, abusaron de su autoridad. Mataron a un chico de 22 años. A todo el esfuerzo que él hizo en estos cinco años (por la capacitación previa) lo destruyeron en una noche: le exigieron que tome y así terminó; ellos me lo mataron, no fue un accidente”, acusó Chirino en declaraciones a RadioDos.com.ar.

El hombre precisó: “Le hicieron tomar alcohol y lo obligaron a tirarse a la pileta. Y se ahogó”. “Estoy totalmente quebrado y destrozado”, agregó.

“Me llamaron por teléfono y me dijeron: ‘¿Usted es el padre de Matías Chirino? Venga que murió su hijo’. Así, con una frialdad absoluta”, cuestionó Chirino.

El hombre detalló: “A las 8 de la mañana (del domingo último), me llama el encargado (del cuartel). Me dice si habla con el papá de Matias Chirino y me dice: ‘Venga a buscarlo porque está muerto’. Me agarró un ataque de nervios y tiré el celular”.

Chirino también contó que, tras la comunicación, salió del hotel, fue a la unidad militar y, finalmente, llegó al hospital donde habían trasladado al subteniente de 22 años. “Allí encontré a mi hijo con la camisa rota, desnudo y muerto. Nadie me dio explicaciones de qué pasó, por qué. Y después tuve que hacer la denuncia en Gendarmería”, manifestó.

“Un camarada de Matías me acompañó y me contuvo en todo momento”, expresó el hombre y agregó: “Hasta el día de hoy no tengo explicaciones, no me sabe decir nada el jefe de la unidad (militar)”.

Por último, dijo que habló con “un general”, quien le prometió que “iba a hacer todo lo posible para que se aclare lo que pasó”.

Fuente: Crónica