Nación modificó las “incumbencias” de títulos universitarios

A través de la Resolución 1254, el Ministerio de Educación de la Nación limitó los alcances de 37 títulos universitarios de carreras de salud, ingenierías y licenciaturas. Al mismo tiempo, la cartera que conduce Alejandro Finocchiaro, presentó un informe que da cuenta que en ninguna región del país las carreras elegidas por los estudiantes coincide con las demandas laborales de la zona.

La decisión sobre las incumbencias de los títulos fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial de la República Argentina (BORA), en base a otras resoluciones ministeriales (desde el 2002 a la fecha) y acuerdos plenarios del Consejo Interuniversitario Nacional (desde el 2014) surgidas en ese mismo sentido.

Las modificaciones parten de la redefinición de dos términos: “alcances del título”, aquellas actividades, definidas por cada institución universitaria, para las que resulta competente un profesional en función del perfil del título respectivo; y “actividades profesionales reservadas exclusivamente al título”, un subconjunto limitado dentro del total de alcances de un título, que refieren a aquellas habilitaciones que involucran tareas que tienen un riesgo directo sobre la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes.

Los cambios en las antes llamadas “incumbencias” (ahora Actividades Profesionales Reservadas) alcanzan a un total de 37 títulos, correspondientes a carreras de salud, ingenierías y licenciaturas.

Los títulos modificados

– Ingeniero Aeronáutico
– Ingeniero en Alimentos
– Ingeniero Ambiental
– Ingeniero Civil
– Ingeniero Electricista
– Ingeniero Electromecánico
– Ingeniero Electrónico
– Ingeniero en Materiales
– Ingeniero Mecánico
– Ingeniero en Minas
– Ingeniero en Petróleo
– Ingeniero Químico
– Ingeniero Agrimensor
– Ingeniero Industrial
– Ingeniero Hidráulico e Ingeniero en Recursos Hídricos
– Bioquímico y Licenciado en Bioquímica
– Farmacéutico y Licenciado en Farmacia
– Ingeniero Biomédico y Bioingeniero
– Ingeniero Metalúrgico
– Veterinario y Médico Veterinario
– Arquitecto
– Ingeniero en Telecomunicaciones
– Médico
– Geólogo, Licenciado en Geología y Licenciado en Ciencias Geológicas
– Odontólogo
– Ingeniero Forestal
– Ingeniero en Recursos Naturales
– Ingeniero Zootecnisista
– Licenciado en Ciencias de la Computación; Licenciado en Sistemas, en Sistemas de Información, Análisis de Sistemas; Licenciado en Informática
– Ingeniero en Computación
– Licenciado en Psicología y Psicólogo
– Licenciado en Química
– Biólogo, Licenciado en Ciencias Biológicas, Licenciado en Biología, Licenciado en Biodiversidad y Licenciado en Ciencias Básicas, Orientación en Biología.
– Ingeniero Automotriz

En algunos centros de estudiantes de las universidades más grandes del país, la noticia los puso en alerta: “Ajustan los alcances de nuestros títulos haciendo que perdamos posibilidades laborales”, cuestionaron. En San Luis, los gremios docentes aún analizan la situación, antes de emitir un pronunciamiento.

Apuntan a crear carreras más cortas y orientadas a los intereses productivos de cada región

Casi en paralelo con la publicación de las modificaciones de las incumbencias de los títulos universitarios, el ministro de Educación, Finocchiaro, presentó un informe sobre las carreras que se estudian en cada región del país y sus “desequilibrios” con las demandas laborales del propio territorio

La intención, a partir de los datos recolectados por la Secretaría de Políticas Universitarias, es trazar un panorama sobre los intereses productivos de las 7 regiones en las que se dividió el país para crear oferta académica que responda a esas demandas, y después, intentar orientar a los jóvenes a que sigan esas áreas necesarias.

“No digo que obliguemos a los chicos a estudiar una carrera ni poner cupos, pero sí orientarlos”, dijo Finocchiaro en su presentación. A su vez, planteó que quieren ir hacia una “universidad de doctores”, en la que para ser titular de cátedra sea requisito indispensable tener un doctorado.

En San Luis – en realidad, en todo “Nuevo Cuyo -, por ejemplo, se estableció que la necesidad principal es de profesionales y técnicos para “procesos productivos, diseños y construcciones”; “producción agropecuaria y alimentaria, y salud animal”; “salud humana”; y “tecnología de la información y la comunicación”. Además de las ingenierías y enfermería – entre otras -, que son necesarias en todos los distritos.

“No hay una región que tenga equilibrio entre lo que necesita y lo que está formando”, dijo Magalí Catino, secretaria ejecutiva de los Consejos Regionales de Planificación de la Educación Superior (CPRES), en la presentación. “Hay una demanda histórica instalada en el imaginario social, pero no necesariamente son las áreas que aportan al desarrollo económico. Luego terminan fugándose los profesionales porque está saturado el mercado laboral”, agregó.

Danya Tavela, secretaria de Políticas Universitarias, opinó en el mismo sentido: “Hay regiones en los que la oferta académica que hay en el territorio no tiene ningún vínculo con el requerimiento productivo”.

Por eso, la cartera pretende a partir de ahora crear carreras más cortas y afines a los requerimientos productivos. En este sentido, los CPRES (creados en 1995) tendrán otra función: “Buscamos darles otro propósito a los CPRES, para que efectivamente asuman la planificación, que se articulen con universidades públicas y privadas de la región, además de los ministerios provinciales”, puntualizó Tavela.