Narcos quemaron vivo a un carpintero en su casa

Un dramático y trágico caso conmocionó en las últimas horas a la ciudad santafesina de Rosario: un hombre de 50 años falleció debido a las múltiples quemaduras que sufrió al haber sido incendiada su humilde casa por una banda narco que quería apropiársela pero la víctima se negaba.

El ataque ocurrió el último domingo en una vivienda ubicada en la calle Laguna del Desierto al 3800, en la zona sudoeste de la ciudad, donde vivía un carpintero que quedó encerrado en el interior de la propiedad cuando se propagaron las llamas y sufrió quemaduras en todo el cuerpo. Quienes iniciaron el fuego, según fuentes del caso citadas por el diario local La Capital, fueron integrantes de una banda narco que desde hace un tiempo lo mantenían amenazado y le exigían que se fuera de su casa.

Los cuatro delincuentes arribaron al lugar a bordo de un auto, cerca de las 20. Rompieron la reja y entraron a la casa. Uno de ellos, con un bidón de nafta. Una vez adentro, rociaron con combustible tanto la vivienda como a su ocupante y prendieron fuego. La víctima fue derivada con múltiples quemaduras al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde le diagnosticaron quemaduras en el 100% del cuerpo. No pudo resistir y falleció el martes por la noche.

La fiscal de Homicidios en turno Marisol Fabbro ordenó relevar las cámaras de la zona y la toma de testimonios de parte de vecinos de la zona. La misma casa había sido baleada cuatro meses atrás cuando una persona dejó una carta en la que le pedían a Erminio que la abandonara. La víctima era carpintero de obra y vivía sólo en su humilde propiedad que compró hace seis meses. “La vamos a dejar así como está, toda quemada y sin techo. Si los narcos la quieren que por lo menos la reconstruyan”, expresó un familiar de Erminio.

Denis, un hijo de Erminio, fue alertado por vecinos del incendio de la casa de su padre. Antes de la llegada de los móviles policiales y médicos, tras un llamado al 911, el hombre ingresó a la vivienda como pudo y varios vecinos lo ayudaron a extinguir el fuego a baldazos.

“Cuando entramos, buscamos a mi papá en el comedor y en la pieza, pero no estaba. Entonces escuchamos que alguien pedía ayuda desde la cocina; mi viejo estaba en un costado, detrás de una mesita toda quemada, el humo y el olor eran fuertes”, relató con dolor.

En la primera mitad de 2021 se registraron 113 homicidios dolosos en el departamento Rosario. En comparación con el año anterior, en el mismo lapso, habían ocurrido 95 asesinatos.

Denis, hijo de la víctima, dijo que “hace cuatro meses le balearon la casa. Uno le dijo a mi papá que se tenía que ir, pero él le respondió que había comprado, que no se iba”. Y aclaró que su padre no tenía deudas con nadie.

Fuente: LMNeuquén

× Whatsapp