Nicaragua o Argentina: diferencias en el tratamiento legal de la denuncia contra Juan Darthes

El fiscal de Cámara Marcelo Altamirano, especializado en delitos contra la integridad sexual, consideró que el hecho denunciado por Thelma Fardín es muy grave por todas las características que rodean la situación narrada por la víctima: era menor de edad, estaba fuera del país, en estado de vulnerabilidad; y el acusado Juan Darthés es una persona que ejercía una relación de poder sobre la joven, todo lo cual configuraba un escenario de gran asimetría.

 

“En Nicaragua, el delito se llama violación y tiene una pena estimada de 15 a 20 años, mientras que el mismo delito en Argentina tiene una sanción prevista de 6 a 15 años, si no hubiere agravantes”, detalló el fiscal.

 

Según explicó Altamirano en diálogo con este medio, y a partir del convenio de cooperación internacional, el acusado puede ser extraditado por la Justicia nicaragüense, o bien puede pedir que su causa se tramite en Argentina. “En ese caso, Nicaragua debería prestar conformidad, renunciar a su jurisdicción y enviar todas las pruebas para que el proceso continúe en este país”, apuntó.

 

“Estos delitos se pueden reconstruir a partir de los indicios, y si se aplica la perspectiva de género y la Convención de los Derechos del Niño, la credibilidad del relato es el punto de partida, para luego avanzar con todo tipo de peritajes y testimoniales”, detalló Altamirano.

 

Por los tiempos previstos de prescripción del delito, Altamirano aclaró que, al haber transcurrido menos de 12 años del episodio denunciado, la acción penal está vigente para investigar, juzgar y, si fuera pertinente, condenar al ahora denunciado”.