Nicaragua: Ortega asume un nuevo mandato presidencial, aislado de la comunidad internacional

De completar su nuevo mandato, Daniel Ortega cumpliría 26 años en el poder. Este lunes, su juramentación le abre la puerta a convertirse en el mandatario nicaragüense con más años en la silla presidencial.

La ceremonia de posesión, de su cuarto mandato consecutivo, se llevó a cabo en la Plaza de la Revolución en Managua, la capital del país centroamericano. Dándole el comienzo a un nuevo periodo de cinco años que terminará en 2027. Esta vez, su esposa, Rosario Murillo, será su vicepresidenta. 

Al evento asistió el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel y el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández. También contó con la asistencia de un enviado especial de China y representantes del Gobierno de Irán. 

“Aquí el presidente es el pueblo, y por eso tenemos que ir juntos para seguir con nuestro objetivo para acabar la pobreza y el hambre”, dijo el presidente en su discurso.

También en la ceremonia, Ortega saludó a su homólogo cubano y se criticó al “bloqueo” estadounidense a dicha nación.  Además, le pidió una indemnización al presidente estadounidense, Joe Biden.

“Nosotros los nicaragüenses no somos enemigos de Estados Unidos”, afirmó Ortega.

Además, condenó la detención del empresario colombiano, Alex Saab, que ha sido acusado de lavado de activos por la justicia estadounidense.

También hizo referencia a la críticas que le han hecho otros países a la vulneración de los derechos humanos. “Somos defensores de los derehcos humanos, lo primero que hizo la Revolución (Sandinista) fue llevar la alfabetización a los niños y a los adultos que están en el analfabetismo”, sentenció. 

Igualmente, hizo referencia a la salud en el país y aseguró que China donará nuevas vacunas para hacerle frente a la crisis sanitaria que atraviesa el país por el Covid-19.

La posesión se dio después de unas elecciones marcadas por la persecución política. Por lo que fueron tildadas de “ilegítimas” por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea, Estados Unidos y otros 40 países. 

Según Urnas Abiertas, una organización independiente que dio seguimiento a las cuestionadas elecciones, solamente participó el 18,5 por ciento de los 4,9 millones de convocados a votar, aunque el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua afirma que la participación fue del ​​65% de la población, y que Ortega ganó con el 75,87 % de los votos frente a sus contrincantes, caras poco conocidas en el país. 

Desde junio de 2021, el mandatario arrestó a 36 líderes de la oposición, incluidos 7 precandidatos presidenciales, acusándolos de delitos como lavado de dinero o traición a la patria, lo que generó una ola de sanciones económicas a varios funcionarios de su Gobierno por parte de países como Canadá, Estados Unidos y Reino Unido.

Tras las elecciones, su Gobierno fue felicitado por aliados como Bolivia, Corea del Norte, Cuba, Irán, Palestina, Rusia, Siria, Venezuela y Vietnam.

Fuente: France 24