Noruega: el sospechoso del ataque con arco y flechas que dejó 5 muertos y 2 heridos estaba en el radar de la policía

La policía de Noruega investiga los motivos detrás del ataque con arco y flechas que dejaron cinco muertos y dos heridos en la tarde de este miércoles en Kongsberg, una ciudad al suroeste de Oslo.

El incidente se registró alrededor de las 18:30 hora local (16:30GMT). Las víctimas mortales fueron cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años, y uno de los dos heridos —quienes se están recuperando en el hospital— es un policía que se encontraba fuera de servicio.

El mismo miércoles la policía detuvo como sospechoso de haberlo llevado a cabo a un hombre de 37 años y ha sido interrogado durante la noche.

Investigación policial en la mañana de este jueves en Kongsberg.
Pie de foto,Esta mañana del jueves, la policía continuó investigando los detalles del ataque.

El detenido, cuya identidad no ha sido revelada, es de nacionalidad danesa, se había convertido al islam y estaba en el radar de las autoridades por presentar peligro de radicalización, según informó la policía regional este jueves.

Aunque las autoridades aseguran que es demasiado pronto para afirmar que se trató de un acto de terrorismo, algo que están investigando, así como si actuó o no solo.

Ole Bredrup Saverud, jefe de la policía regional.
Pie de foto,El jefe de la policía regional, Ole Bredrup Saverud, se dirigió a los medios de comunicación este jueves por la mañana.

El jefe de la policía regional, Ole Bredrup Saverud, dijo que la última vez que estuvieron en contacto con el sospechoso fue en 2020.

El sospechoso

El detenido fue llevado el mismo miércoles a una estación de policía en la localidad de Drammen, donde su abogado defensor, Fredrik Neumann, aseguró que fue interrogado por más de tres horas y que estaba cooperando con las autoridades.

Es de madre danesa y padre noruego.

La fiscal de la policía Ann Irén Svane Mathiassen le dijo a la cadena TV2 que el hombre llevaba varios años viviendo en Kongsberg.

Map

El ataque se produce en el último día del gobierno conservador de Erna Solberg, quien describió los reportes sobre el incidente como “horribles”.

Un nuevo ministro de Justicia tomará el caso bajo la coalición de centro izquierda liderada por el laborista Jonas Gahr Store, quien asume el cargo de primer ministro este jueves.

“Por cuenta propia”

Policía investigando.

El ataque empezó en un supermercado Coop Extra en el oeste de Kongsberg, una municipalidad de unos 28.000 habitantes. Un portavoz de la cadena de supermercados confirmó más tarde un “incidente grave” en su tienda, y agregó que ninguno de sus empleados resultó herido.

El jefe de la policía local, Oyvind Aas, informó que el atacante había logrado escapar de un enfrentamiento inicial con la policía antes de que finalmente fuera arrestado a las 18:47 hora local, 34 minutos después de comenzar el ataque.

En una conferencia de prensa inicial explicó que la policía “recibió varios informes de un hombre que se movía con un arma, arco y flechas”.

“El perpetrador ha sido capturado y no buscamos más personas por ahora. Con la información que tenemos al momento, creemos que actuó por cuenta propia”, indicó.

Una flecha en una pared en Kongsberg
Pie de foto,Una flecha presuntamente usada por el atacante quedó incrustada en una pared.

Una testigo contó a la cadena local TV2 que había escuchado conmoción y visto a una mujer cubriéndose, luego a “un hombre parado en una esquina, con flechas sobre su hombre y un arco en su mano”.

“Después, vi a personas correr por sus vidas. Entre estas, a una mujer sosteniendo a su hijo en su mano”, añadió la testigo.

La policía confirmó a la agencia de noticias noruega NTB que el atacante también utilizó otras armas durante el incidente, sin dar más detalles.

Charles Haviland, periodista de la BBC en Noruega, informó que “testigos dijeron que el hombre se había desplazado a través de una gran área de Kongsberg armado con un arco y flechas y, según los reportes, también con un cuchillo”.

Orden para portar armas

Las autoridades instaron al público a quedarse en casa y varios vecindarios fueron acordonados. Imágenes de televisión mostraban ambulancias y agentes desplegados en Kongsberg.

Tras el ataque, la policía noruega dijo que había ordenado a los agentes de todo el país a portar armas de fuego de inmediato.

Policías en la escena sospechosa en Kongsberg

Los agentes del país nórdico normalmente están desarmados, pero tienen acceso a armas cortas y rifles para momentos de emergencia.

“Esta es una precaución adicional. La policía no tiene ninguna indicación hasta ahora de que haya un cambio en el nivel de amenaza nacional”, informó la policía en un comunicado.

Noruega, uno de los países más seguros de Europa, ha sufrido ataques extremistas en años recientes.

El ultraderechista Anders Behring Breivik llevó a cabo dos ataques en los que murieron 77 personas el 22 de julio de 2011.

En agosto de 2019, el autoproclamado neonazi Philip Manshaus abrió fuego contra una mezquita en las afueras de Oslo, pero nadie resultó herido de gravedad.

Otros planes yihadistas han sido frustrados por los servicios de inteligencia noruegos.

Fuente: BBC

× Whatsapp