Nuevas dificultades retrasan de nuevo el rescate de Julen del pozo

Los trabajos de perforación han logrado llegar a los 52 metros profundidad excavados en paralelo al pozo donde cayó Julen, a través del cual el operativo de rescate introducirá una cápsula metálica que permita a los mineros especialistas llegar al fondo y construir una galería horizontal para acercarse al lugar donde está el pequeño. Los trabajos, como viene sucediendo desde hace ocho días, han continuado durante toda la noche, encontrándose de nuevo zonas con materiales muy duros de horadar, han precisado desde la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Este contratiempo ha ralentizado las previsiones iniciales de llegar a los 60 metros durante esta pasada noche. Faltan perforar otros ocho metros para que empiece la fase de rescate de los mineros de Hunosa.

 

Una vez logren entubar el pozo y añadir unas medidas supletorias de seguridad, que les llevarían alrededor de nueve horas, será cuando los mineros de la Brigada de Salvamento de Hunosa puedan descender y empezar la construcción de una galería horizontal hacia el hueco a -71 metros de cota donde se considera que está el pequeño, bajo un tapón de materiales. Según las dificultades que podrían encontrarse, se estima que puede tardar hasta 24 horas. Fuentes de Hunosa, la empresa de titularidad pública del sector energético-minero perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), explicaba EL MUNDO que han viajado a la Costa del Sol un total de ocho hombres, entre ingenieros y brigadistas, «todos especializados en rescates mineros», dotados con «respiradores y autorrescatadores para personas», con la finalidad de llegar hasta el niño. Será una intervención «manual», con piqueta y, como mucho, herramientas mecánicas tipo martillo neumático, «para poder maniobrar un rescate en el último tramo, evitando que la maquinaria pueda derrumbar» el pozo y lesionar al pequeño.

Quedan, por lo tanto, alrededor de 15 metros aún para concluir el túnel vertical por el que rescatarán a Julen, pero un macizo rocoso se interpone entre los equipos de búsqueda y el pequeño de dos años. Las dificultades del terreno han demorado los trabajos que siguen “sin descanso” desde el pasado domingo, han subrayado las fuentes. «Nos quedan otro 15 metros de excavación», ha dicho en la noche de este domingo García Vidal, y la velocidad «está supeditada a los materiales geológicos que nos estamos encontrando». Se trata de formaciones rocosas muy complejas «formadas por filitas y materiales de composición más cuarcítica;es decir, pasamos de duros a más duros, y ese es el motivo fundamental por el que en determinados momentos la velocidad de perforación es más lenta y se ralentiza todo», ha explicado el representante en Málaga del Colegio de Ingenieros de Caminos de Andalucía.

 

Además, el dispositivo ha hormigonado la zona del desmonte para evitar desprendimientos mientras continúa la perforación y las máquinas retroexcavadoras que durante los últimos días han copado la superficie del cerro de la Corona, han comenzado a retirarse, pues ya está construida la gran plataforma de trabajo desde la que opera la máquina tuneladora. Han sido necesarios siete días para llegar hasta aquí, decenas de horas sin descanso y centenares de personas que han formado un equipo multidisciplinar para trabajar de forma infatigable desde que el pasado día 13 ocurriera el desgraciado accidente, aunque lo cierto es que una obra de ingeniería civil de tal envergadura llevaría meses en condiciones normales. El Cerro de la Corona del municipio malagueño de Totalán ha desaparecido tal y como era conocido tras las labores de desmonte y el movimiento de miles de metros cúbicos de arena.

Accidente en el operativoUn tododoterreno de la Guardia Civil del operativo de rescate ha volcado hoy en la carretera de acceso a Totalán, aunque aparentemente sus dos ocupantes no han sufrido lesiones de importancia. Los efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas del instituto armado, desplazados desde hace una semana al lugar de los hechos, han podido salir por sí solos del vehículo, que ha quedado volcado en la calzada de la vía que comunica Rincón de la Victoria con Totalán. Tras el accidente, los dos agentes fueron atendidos por un equipo sanitario y han participado incluso en la regulación del tráfico posterior al siniestro, según ha podido comprobar Efe, y, posteriormente, una grúa ha levantado y retirado el todoterreno de la carretera.

 

Fuente: ElMundo

× Whatsapp