Nuevas pruebas en el crimen de Candela: así fue el secuestro y el asesinato

Este lunes Héctor “el Topo” Moreyra se negó a declarar ante el fiscal. La Justicia encontró pruebas suficientes para entender que el crimen se trató de una venganza narco orquestada por Miguel Ángel “Mameluco” Villalba contra el papá de la víctima.

Para el fiscal de Morón, Mario Ferrario, el crimen de Candela Sol Rodríguez fue una venganza narco orquestada por Miguel Ángel “Mameluco” Villalba contra el papá de la víctima “Juancho” Rodríguez quien, él creía, había cobrado dinero de la Policía Federal para entregarlo.

Héctor “El Topo” Moreyra está acusado de ser el autor intelectual del crimen.En un escrito del fiscal, con todas las pruebas contra los presuntos protagonistas detalla cómo, quienes y por qué asesinaron a Candela Sol Rodríguez cuando apenas tenía 11 años.

“Aproximadamente a las 15:30 del día 22 de agosto del año 2011, encontrándose Candela Sol Rodríguez, por entonces de 11 años de edad, en la esquina de su domicilio -Caseros y Bustamante de Villa Tesei, partido de Hurlingham- fue abordada violentamente por tres sujetos”, arranca el relato del fiscal.

Según explicó en su escrito ingresaron a la nena contra su voluntad en una camioneta Ford, Ecosport negra que estaba registrada a nombre de Alicia del Carmen Cádis, concubina del teniente primero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Fabián Chazarreta y sobrina de Héctor Moreyra.

Según plantea el fiscal la víctima conocía al “Topo” y por eso no se resistió. “Llegaron a la zona de cobertura de la antena La Finita, partido de San Martín, zona dentro de la cual se encontraba el domicilio del nombrado Héctor Moreyra, más precisamente a escasos 400 metros de dicha antena”, dice Ferrario y quien fija el cautiverio de Candela en esa zona al hasta el día 29 de agosto.

Fuente: Minutouno