Nuevo reglamento sobre uso de armas de fuego: “La discusión es si la Policía está preparada”

AUDIO: RAFAEL BERRUEZO (ABOGADO – DOCENTE)

{mp3}berruezo05122018{/mp3}

 

El abogado y docente universitario Rafael Berruezo explicó que la reglamentación sobre el uso de armas de fuego que determinó el Ministerio de Seguridad de la Nación, que conduce Patricia Bullrich, para las fuerzas federales no contradice el Código Penal ni otras leyes sino que “da un protocolo de actuación a la Policía”.

“Esto no tiene nada que ver con el Código Penal. El Código Penal lo que hace es tipificar conductas ilícitas. Acá lo que está diciendo es cómo deben actuar las fuerzas federales, y habilitándolos al uso de un arma de fuego bajo determinadas condiciones”, detalló.

El abogado comparó el reglamento con la Ley Orgánica de la Policía provincial: “Esto también establecen cómo debe proceder la Policía”.

También aclaró que la norma “no habilita el ¨gatillo fácil´; si hay un caso de ¨gatillo fácil, será juzgado y condenado, por el Código Penal; lo que esto hace es decir a las fuerzas de seguridad que si actúan dentro de estas normativas no van a cometer un delito, pero si se exceden si cometerán un delito”.

“La discusión no tiene que centrarse en si les vamos a dar armas (a las fuerzas de seguridad) y si los vamos a autorizar a usarlas. Es obvio que les tenés que dar armas y los tenés que autorizar; la discusión tiene que ser si las fuerzas de seguridad están bien formadas”, analizó Berruezo.

“Hay que mejorar las escuelas de Policía y empezar a hacer un seguimiento psicológico a todos los que hoy están. Y si alguien no pasa el examen psicológico, se lo saca de la fuerza. Pero a la Policía no se le pueden sacar las armas”, señaló.

El letrado remarcó que los integrantes de la fuerza pueden utilizar su arma de fuego siempre y cuando el delincuente atrapado in fraganti “siempre que el sujeto esté armado, si el sujeto no está armado, la Policía no está habilitada para disparar”.

Por otra parte, indicó que la posibilidad de usar el arma de fuego ante la fuga de un delincuente descubierto mientras comete el ilícito no es nuevo en el ámbito de actuación de la Policía.