Ofrecen un juicio abreviado a un acusado por violencia de género con la condición de “modificar sus conductas”

La Cámara Penal 1 de San Luis tiene diez días para decidir si homologarán un acuerdo de juicio abreviado contra un hombre de 28 años que ejerció violencia de género. El acusado, Cristian Torres, admitió haberle propinado una golpiza a su pareja, Carla Araneda, por la cual podrían condenarlo a cuatro años y ocho meses de prisión.

La mujer, que sufrió quebraduras en dos costillas como resultado de la brutal agresión, se presentó ante el tribunal para dar el visto bueno al acuerdo. Asimismo, relató que siguió en contacto con Torres mientras se encuentra con prisión preventiva y que el juicio abreviado surgió para evitar llegar a una instancia de juicio oral.

Por su parte, el hombre admitió ser culpable de las agresiones y aceptó las condiciones que presentó la Fiscalía: por un lado, tratar sus adicciones y problemas de violencia, además de tener  restricciones y prohibiciones de acercamiento entre ambos hasta que un informe psicológico acredite su recuperación.

El ataque tuvo lugar en el departamento que la pareja compartía sobre calle Aristóbulo del Valle en 2019, una madrugada cuando ambos volvían de bailar. Allí, Torres le recriminó a Araneda una supuesta infidelidad, previo a golpearla. Las costillas rotas que le dejaron los puñetazos le generaron a la joven una filtración de aire y sangre en el pulmón derecho, por la que tuvo que ser hospitalizada.

Antes de cerrar la audiencia, el juez Jorge Luis Flores les explicó que el vínculo entre ambos se trata de una relación tóxica y que en esos casos “no se trata de amor”. En la misma línea, la fiscal Virginia Palacios requirió las medidas de restricción que garanticen la seguridad de Araneda mientras el acusado modifica sus conductas.

Foto: El Diario de la República