Opciones con calabaza: risotto delicioso

Un plato delicioso que se desprende en otras preparaciones o que viene desde otras recetas. El risotto tiene caldo de verdura, que sirve para hacer otras tantas cosas. Esta preparación tiene calabaza, un noble y rendidor vegetal.

El secreto es la paciencia y el caldo. Luego revolver, hidratar y sacarlo en el punto justo.

Un plato de risotto de calabaza es una inyección de energía cuando el frío comienza a acercarse.

Ingredientes: (2 platos)

  • 2 pocillos de arroz para risotto (carnaroli, arborio o de grano redondo)
  • 1 cebolla
  • ½ puerro
  • ½ cebolla de verdeo
  • ½ calabaza
  • 1 litro de caldo de verdura
  • manteca
  • queso rallado
  • sal
  • pimienta

Procedimiento:

Pelar y cortar la calabaza en cubitos, separar las semillas y llevar al horno en una placa caliente con un poco de aceite durante 30 minutos.

Picar una cebolla, el verdeo y el puerro. En una sartén con manteca poner a dorar la cebolla. Cuando esté transparente agregar los granos de arroz, sal, pimienta y revolver.

Una vez que el arroz esté nacarado (comienza a transparentarse hasta dejar un punto crudo en el centro del grano) agregar caldo de verdura hecho previamente, siempre caliente. A medida que el arroz pida caldo, agregar. ¡Que nunca se seque o se quede sin líquido! Revolver a cada ratito.

Agregar verdeo, puerro y pimentón, seguir revolviendo. Cuando el arroz esté cocido, sumarle manteca y queso rallado, eso se llama mantecatura. Seguir revolviendo y hasta que se fundan como una crema.

Luego agregamos las calabazas horneadas directamente al arroz y seguir mezclando.

Retirar y servir inmediatamente con un poco de queso, sal y pimienta de ser necesario. Si tienen algunas hierbas frescas, ¡adentro!

Fuente: LMNeuquén

× Whatsapp