Opinión | Neoliberalismo y Educación

El Neoliberalismo como expresión ideológica política, económica y social tiene su origen en la década de los 80’, cuando a través de los gobiernos conservadores de Ronald Regan en Estados Unidos y Margaret Tatcher en Gran Bretaña comenzó a imponerse en el mundo occidental. Luego con la caída del Muro de Berlín y la posterior extinción de la Unión Soviética desaparece el principal enemigo del capitalismo – que en cierta manera lo
condicionaba a llevar a cabo el mejoramiento de las condiciones de vida de la población occidental a través del Estado de Bienestar para evitar el avance del comunismo.

Al consolidarse el Capitalismo como único sistema económico imperante y el liberalismo y la democracia como la ideología vencedora de la contienda, se impone en el mundo el Neoliberalismo en todas sus facetas. El Consenso de Washington es la mejor expresión de ese pensamiento vencedor de la década de los 90’. Pensamiento que impone la reducción del Estado, la privatización de las empresas y servicios estatales, la disciplina fiscal como eje ordenador de la sociedad, la desregulacion de todos los aspectos de la vida económica, incluyendo el trabajo. Esto conduce a la consolidación de la ideología individualista y consumista que enaltece “el progreso/esfuerzo individual” por sobre las cuestiones colectivas y al predominio de la visión economicista en todos los aspectos de la vida. Ahora lo que importa es la eficiencia y la productividad incluso cuando se habla de la cuestión social.

Dentro de este contexto se encuentran tres organismos a nivel internacional que son los impulsores materiales y simbólicos del neoliberalismo a escala planetaria. La OMC, el FMI y el GBM. La Organización Mundial del Comercio organismo creado en 1994 con el objetivo de desregular la economía y liberalizar el comercio en el mundo. El Fondo Monetario Internacional encargado de financiar a los países que atraviesan un déficit comercial o fiscal con el objetivo de evitar las crisis y alivianar el shock que genera la desregulacion y posterior liberalizacion de las economias. Por ultimo encontramos al Grupo Banco Mundial encargado
de proveer financiamiento a los países para llevar adelante proyectos de infraestructura , pero ademas, en este proceso una función novedosa que adquirió este organismo a partir de la época es la de ser la generadora de estrategias para el desarrollo de los países en el mundo. Esto se vio
plasmado por primera vez en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), un plan de acción a seguir destinado a los países mas pobres y en desarrollo estableciendo ciertos lineamientos generales, homogéneos y sin tener en cuenta las particularidades del desarrollo en cada país. Estos ODM pensados para lograrlos en 2015 fracasaron por su generalidad y por no
tener en cuenta el desarrollo a nivel global, es por eso que el Banco Mundial decidió reformularlos en los Objetivos para el Desarrollo Sustentable (ODS) pensados para el periodo 2015-2030 que incluye tanto a países en desarrollo o países pobres como así también a los países mas desarrollados, al mismo que se establecen plazos graduales y objetivo interelacionados.

EDUCACIÓN

En este marco, la Educación no quedo exenta y se vio tambien atravesada por el Neoliberalismo. Los sistemas educativos en sí no le pueden escapar al predominio del individualismo por sobre lo colectivo y lo social, como así tampoco al consumismo que se fomenta al calor de las diferentes desregulaciones económicas.

Por eso, con la primacía del Neoliberalismo, la educación comienza a considerarse como una producción del capital Humano, como una inversión personal que debe ser Rentable en términos económicos. Desde los 80’ se vienen proponiendo reformas en el sistema educativo en torno a 3 puntos fundamentales que demuestran el sesgo economicista : eficiencia,
efectividad y productividad, por el cual la educación es considerada un producto mas del mercado y no un proceso formativo y de desarrollo personal. Este sesgo se puede observar en el destino de la mayor parte de los recursos que van orientados a áreas que son importantes para el
sector privado, como por ejemplo la educación técnica, con el objetivo de obtener mano de obra barata, fortalecer la división internacional de trabajo y de estimular la creación de clusters o centros de producción concentrados en un área en particular.

El gasto, como asi expresa la ideologia neoliberal a la inversion, que representa la educación para el Estado debe ser una inversión rentable, eficiente y eficaz que responda a las demandas del mercado. Con esto la educación es vista como una empresa que debe ser eficiente y debe
proveer al mercado productos “de calidad” a bajo costo y con una inversión eficaz, convirtiendo a la Educación como un negocio comercial (fuente de lucro) y no como un Derecho Universal.

Esta visión de la Educación como un producto se puede ver de manera muy palpable en la Estrategia Educativa 2020 formulada por el BM en 2011 y la Declaración de Inchon Educación 2030 formulada en 2015 junto a varios organismos internacionales ( ademas del BM, la ONU, UNESCO, Unicef, entre otras). En ambos documentos, que son recientes, podemos observar la
concepción que tiene el neoliberalismo con respecto a la educación.

En la Declaración de Inchon se habla de que los sistemas educativos deben “responder a los mercados laborales que cambian rápidamente” (pto 6), que al implementar la nueva agenda debe centrarse en “la eficiencia, efectividad y la equidad del sistema educativo” (pto 18). A su vez hace hincapié en la formación docente y que estos estén bien facultados y “reclutados” para ser “eficientemente desplegados” a través del sistema educativo y “respaldados con recursos suficientes, eficientes y sistemas gobernados de manera efectiva”. Por ello para estos es necesario desplegar un conjunto de “sistemas y practicas para la evaluación del aprendizaje
de calidad, que incluya la evaluación de los insumos, entornos, procesos y resultados que deben instituir o mejorar” (pto 22). Por ello se hace necesario “desarrollar sistemas de evaluación mas sólidos y completos para evaluar los resultados de aprendizaje en puntos críticos, incluso durante y al final de la educación primaria y secundaria”(pto 34) . Esta declaración al mismo tiempo considera que dichos enfoques “son aplicables a todos los países”.

Mientras tanto la Estrategia Educativa 2020 propuesta por el Grupo Banco Mundial resalta “la innovación financiera” al destinar mayor financiamiento a determinados sectores al mismo tiempo que “reconoce el papel creciente del sector privado en la educación mediante la creación del departamento de educación en la CFI”. La Corporación Financiera Internacional es una entidad al interior del Banco Mundial encargada de proveer financiamiento al sector privado y que “desde 2001 ha invertido en educación mas de 500 millones de dolares en 46 proyectos de educación privada”.

La estrategia educativa del Banco Mundial es “Invertir Temprano, Invertir Inteligentemente, Invertir por todos”. Cuando habla de Invertir Temprano se refiere a la inversión en educación en el periodo pre escolar, mientras que “Invertir Inteligentemente” se refiere, en palabras del Banco Mundial, a “obtener valor para la educación, el dólar requiere inversiones inteligentes,
es decir, inversiones que han demostrado que han contribuido al aprendizaje. La Calidad debe ser el foco de las inversiones en educación, con ganancias de aprendizaje como medida clave de calidad”.

Cuando el Banco Mundial habla de aprendizaje, no se refiere a un proceso formativo sino a la obtención de “las habilidades que determinan la productividad y capacidad de adaptarse a las nuevas tecnologías y oportunidades”. Es por ello que el BM hace hincapié en los sistemas de
evaluación estandarizadas que según “Investigaciones recientes muestran que el nivel de habilidades en una fuerza de trabajo, medida por el rendimiento en evaluaciones internacionales de estudiantes como el Programa de Evaluación de Estudiantes (PISA y TIMSS) producen tasas de crecimiento económico mucho mejores que niveles promedios de escolaridad”.

“Para lograr el Aprendizaje para todos, el BM canalizara sus esfuerzos en educación en 2 direcciones: la reforma de los sistemas educativos en el nivel nacional y la construcción de una base de conocimiento de alta calidad para las reformas educativas a nivel global”.

El Grupo Banco Mundial esta dispuesto a ayudar a los países a llevar adelante reformas en los sistemas educativos. Pero no se refiere al sistema educativo tradicional que serian las escuelas, universidades y programas de capacitaciones publicas, sino que “en esta estrategia, sistema educativo incluye la gama completa de oportunidades de aprendizaje disponibles en un país, ya sean las proporcionadas o financiadas por el sector publico o por el sector privado (incluidas organizaciones religiosas sin fines de lucro y con fines de lucro)”. Al mismo tiempo considera que “mejorar los sistemas educativos significa ir mas allá de simplemente proporcionar insumos” y propone que para mejorarlos “se requiere asegurar que los insumos se
utilicen de manera mas efectiva para acelerar el aprendizaje”, esto es, invertir de acuerdo a las necesidades del mercado por lo que se hace necesario generar un “ciclo de retroalimentacion entre la financiación (incluida ayuda internacional) y resultados”. A su vez “Operacionalmente, el Banco enfocará cada vez más su ayuda financiera y técnica sobre las
reformas del sistema que promueven los resultados del aprendizaje. Para lograr esto, el Banco se enfocará en ayudar a los países socios a construir la capacidad nacional para gobernar y gestionar los sistemas educativos, implementar estándares de calidad y equidad, medir el rendimiento del sistema frente a los objetivos nacionales de educación”.

Al mismo tiempo cuando se refiere a la construcción de una base de conocimiento para llevar a cabo reformas educativas a escala global en Banco ayudara a realizar “trabajos analíticos, evidencias prácticas y los conocimientos relacionados con los programas y las políticas de educación que son fundamentales para mejorar el rendimiento de los sistemas educativos en todo el mundo”. Al “Invertir en evaluaciones del sistema, evaluaciones de impacto y evaluaciones de aprendizaje y habilidades, el Banco ayudará a sus países socios a responder las preguntas clave que dan forma a la Reforma educativa: ¿Dónde están las fortalezas de nuestro
sistema? ¿Dónde están las debilidades? ¿Qué intervenciones han demostrado ser más efectivas para abordarlas?” . De lo que se trata es estandarizar el conocimiento sobre los diferentes sistemas educativos del mundo y en base a eso aplicar recetas comunes para los diferentes
países. Utilizando este conocimiento el Banco Mundial pretende guiar de manera mas eficiente el apoyo financiero y técnico para llevar a cabo las reformas “que cumplan con los resultados esperados”.

Conclusión

Con lo expuesto anteriormente podemos observar el sesgo eficiencista con el cual se piensa a la educación, pretendiendo administrar y modificar los sistemas educativos en base a los principios que dictan los mercados tales como la eficiencia, efectividad y productividad a nivel mundial. Todo esto sin tener en cuenta las particularidades y el desarrollo de cada país, como
así tampoco las necesidades pedagogicas, sociales ni economicas. Calidad educativa esta ligada al nivel de productividad de un país y se mide en términos de tasa de crecimiento económicos del país. De esta manera un sistema educativo “exitoso” va a depender de si cumple con los
ordenamientos internacionales establecidos de ante mano, eso es, saber acomodar la educación a la división internacional del trabajo y formar profesionales especializados en los trabajos que se les asigna a cada uno de los países.

Tambien podemos ver que dichas políticas educativas buscan darle un rol preponderante a la educación técnica con el objetivo de facilitar la mano de obra barata en función de las necesidades del mercado, por lo que invertir en educación técnica es mucho mas eficiente que invertir en otras áreas de la educación. Sin embargo dentro de este punto también hay matices.

Esto es por que la educación técnica a la que apuntan no esta destinada a la formación de profesionales dedicados a la industrialización de su país. Por el contrario, en sintonia con el proceso de desindustrializacion que viven los países “periféricos”, se forman profesionales dedicados a suministrar servicios. De esta manera se hace hincapié en las disciplinas de carácter técnico para formar profesionales dedicados a los servicios y no en disciplinas técnicas de corte industrialista como hacia tradicionalmente. Afectando al sistema educativo en si y dificultando y/o coartando las posibilidades de los paises de llevar adelante modelos de desarrollo basados en la industrializacion.

Los sistemas de evaluación estandarizados a su vez son una pata muy importante para estos organismos. Esto se debe a que a través de estos se puede estandarizar los contenidos pedagógicos que los docentes deben enseñar y las habilidades que los estudiantes van a aprender en las escuelas y universidades, habilidades que son útiles a los intereses del sector
privado. Hay que tener en cuenta que las evaluaciones estandarizadas que estos organismos internacionales le imponen a los sistemas educativos nacionales de cada país, buscan medir lo inconmensurable, es decir, medir de manera homogénea lo que es heterogéneo. Pretenden establecer análisis de los sistemas educativos en torno a una vara que se puede usar en los
países centrales como en los países periféricos sin contemplar las diferencias geográficas, culturales, sociales, históricas e incluso de recursos financieros y/o humanos. Esto expresa la voluntad de medir lo universal sin fijarse en lo particular.

Ejemplo de esto es el “plan maestro” llevado a cabo por el actual gobierno argentino como forma de “publicitar” al mundo el sistema educativo argentino, pero sobre todo las falencias del mismo. De esta forma, que el gobierno y los organismos internacionales vean falencias en la
educación argentina hacen imperativo ciertos cambios acordes a la ideología de los mismo y lo hacen a través de planes o programas de reforma que en definitiva no toca la cuestiones de fondo y que estas evaluaciones estandarizadas generan las excusas para hacerlas. Reformas
basadas en necesidades que las evaluaciones expresan, sin tener en cuenta las condiciones donde se llevan a cabo y que en definitiva, no están pensadas para mejorar los sistemas educativos en favor de los estudiantes y los docentes sino para hacerlos mas acordes a los mercados.

Por ultimo hay que observar que por un lado los estudiantes son vistos como fuerza de trabajo y no como individuos en proceso de formación. Y por el otro, la educación como una actividad lucrativa y no como un Derecho, de ahí la importancia que la Corporación Financiera Internacional (CFI) le otorga a la educación en los últimos 18 años, empujando a la
privatización gradual de los sistemas educativos, ya sea en el nivel primario, secundario,
terciario como así también la educación superior.
Con esto concluimos que los gobiernos van y vienen, pero son los organismos internacionales, con clara y añeja voluntad de reformar los sistemas educativos, los que quedan y perduran en el tiempo. Frente a esto se hace necesario la unidad de la comunidad educativa, que conoce y
siente la realidad cercana y que por lo tanto conoce los problemas e intenta buscar formas de solucionarlos. Por ello, las reformas si se hacen, son necesarias que se hagan desde abajo para arriba, no al reves. No desde un organismo internacional frio y alejado que no conoce a nuestros
estudiantes y sus realidades. Sino desde las escuela, desde las aulas, desde la comunidad educativa que tiene mucho para decir. La educacion es un derecho humano que requiere ser profundizado y mas aun en epocas de gobierno del mercado y son los docentes en comunidad con los estudiantes y los padres quienes estan a la altura de proponer reformas que protejan ese derecho: el de educarse. Si hoy no luchamos, seran las generaciones futuras las que nos reprocharan no haberlo hecho hoy.

*ROJAS, Jorge Santiago, estudiante avanzado de la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Rosario.

Fuentes:

  • WORLD BANK GROUP. Education Strategy 2020. Learning for All. Investing in People’s
    Knowledge and Skills to Promote Development (2011)
  • Education 2030 . Incheon Declaration “Towards inclusive and equitable quality education
    and lifelong learning for all” (2015)