Otra fábrica de Villa Mercedes con problemas: Mondelez pidió el procedimiento preventivo de crisis

La firma alimenticia Mondelez solicitó un proceso preventivo de crisis para evaluar “medidas temporales” con el fin de evitar despidos. Autoridades de la fábrica de origen norteamericano ya mantuvieron una audiencia la semana pasada con representante del Sindicato de la Alimentación (STIA) y el Ministerio de Producción y Trabajo para analizar la situación. El 22 de noviembre habrá una nueva reunión.

El conglomerado alimenticio tiene una planta en Villa Mercedes, situada en la autopista provincial 55. Su principal actividad en la segunda ciudad de San Luis es la fabricación de productos en polvo (jugos Tang y Clight, y postres para preparar).

“En el último periodo se vienen registrando una caída en el consumo y desaceleración en nuestras ventas, con la consecuente acumulación de stock de productos y reducción de la producción”, explicaron desde la empresa a diferentes medios nacionales.

Además de la planta en Villa Mercedes, Mondelez Internacional posee fábricas en Tigre y San Fernando, provincia de Buenos Aires. Sus oficinas funcionan en Villa Adelina en San Isidro.

La firma es el primer fabricante global de chocolates y galletitas, y el segundo productor de chicles. Además, lidera los mercados de caramelos, bebidas en polvo y premezclas.

Entre sus marcas se cuentan Tang, Clight, Beldent, Bubbaloo, Bazooka, Halls, Lengüetazo, Palitos de la Selva, Milka, Cadbury, Shot, Toblerone, Tita, Rhodesia, Habanitos, Snacky, Terrabusi, Milka, Tita, Oreo, Pepitos, Shot, Mantecol, Oreo, Pepitos, Melba, Duquesa, Terrabusi Variedad, Lincoln, Manón, Anillitos, Rococó, Champagne, Express, Club Social, Cerealitas, Mayco y Royal.

No es la primera fábrica del rubro que experimenta este tipo de inconvenientes: en octubre, Bagley (perteneciente al grupo Arcor) adelantó las vacaciones de todo su personal por sobre stock y caída de ventas.