Ozzy Osbourne: La última oportunidad de verlo en vivo

Llegó el día del adiós. O así parece. Ozzy Osbourne, el Príncipe de las Tinieblas del heavy metal, celebra sus cinco décadas de carrera como vocalista y, luego de más amagues que Mirtha Legrand con sus eternas mesas televisivas, parece guardar las valijas para volver a visitarnos.

La ex voz de Black Sabbath aterriza, nuevamente, en solitario al país, pero en esta ocasión bajo el marco del No More Tours 2, un juego de palabras en relación a No More Tears, la célebre canción de 1991, y además título del sexto disco del Ozzy solista. Su show es este viernes 11 a las 21, en el Estadio Obras Outdoor (Avenida del Libertador 7345, Núñez).

Vale aclarar que Ozzmosis significó una resurrección musical para Ozzy, al contar otra vez en la guitarra con Zakk Wylde (en reemplazo de Steve Vai), el retorno de Geezer Butler ( bajista de Black Sabbath), el baterista Deen Castronovo y el histórico tecladista Rick Wakeman.

“La gente me pregunta cuando me estoy retirando. Este será mi último viaje del mundo, pero no puedo decir que no voy a hacer algunos conciertos aquí y allá”, declara Osbourne en la gacetilla promocional de este tour que lo mantendrá girando hasta 2020 y seguramente tendrá documental propio. Así que a estar atentos: quizás más de uno se cruce, por estos días, a Ozzy caminando por la ciudad junto a fotógrafos y camarógrafos.

Otro de los motivos por los cuales Ozzy decide bajarse de los aviones y aeropuertos internacionales es para pasar más tiempo junto a su familia. Sabemos que su hijo Jack fue diagnosticado en 2012 con esclerosis múltiple y que el mismo Ozzy sufre de Mal de Parkin, una patología similar al Parkinson. ¿O habrá influenciado la reconciliación con Sharon, su mujer desde hace 35 años, con quien tuvo una pausa sentimental en 2016?

Para este No More Tours 2, Ozzy estará muy bien acompañado. El rubio guitarrista Zakk Wylde, sucesor de Jake E. Lee (quien en 1983 tuvo la difícil tarea de grabar Bark At The Moon en reemplazo del fallecido Randy Rhoads). Por otro lado estará á Rob “Blasko” Nicholson en el bajo, Tommy Clufetos en batería y Adam Wakeman, en los teclados. Vale aclarar que estos dos últimos músicos tocaron tanto con Ozzy Osbourne como en la etapa final de Black Sabbath.

Para el show de esta noche, se esperarán clásicos de su carrera solista como Bark At The Moon, Mr. Crowley, Crazy Train, Suicide Solution y I Don´t Know, entre otros temas, sumados a himnos de Black Sabbath como Fairies Wear Boots, War Pigs y el consagrado final: Paranoid.

Fuente: Clarin