Panam recordó a su hija Chiara: “Yo siempre me sentí fuerte pero eso me quebró, me caí”

Laura Franco, “Panam”, recordó el momento más doloroso de su vida por la pérdida de su hija Chiara, en 2013, tras nueve meses de embarazo.

“Pedí que me la pusieran en el pecho para sentir su corazón con el mío”, dijo la conductora entre lágrimas en el ciclo “PH Podemos hablar”, Telefe.

“Fue en el 2013. Estaba embarazada de nueve meses y, a dos días dar a luz, fui al Otamendi y la beba no tenía latidos. Así que de urgencia me operaron”, comenzó Laura su fuerte relato.

“Cuando me estaban operando y sacaron a la bebé, tomé conciencia que había perdido a mi hija. Y necesité que me la traigan y que me la pongan en el pecho. Porque necesitaba sentir su corazón con el mío. Estaba abatida totalmente”, recordó.


“Solo pensaba en ponerme bien por él (su hijo mayor). Pero en ese momento que la abracé, sentí que la beba se quedó conmigo. ¿Viste cuando decís, por más que se vaya a otro plano, ‘ella quedó conmigo para siempre’? Ahí me detectaron trombofilia y después tuve la bendición de volver a ser mamá de Sofi y Bauti”, explicó.

Y fundamentó: “Fue muy importante el amor de mi mamá, de mi marido, que me mantuvo ahí durante un mes, dos meses, en los que estaba en el aire totalmente. Y también necesité ponerme de pie y subirme al escenario, ver las miradas de los nenes que son puros, que no tienen maldad y que me llenaban de energía. Pero esa fue la peor piña que recibí”.


“No estás preparado cuando das a luz para perder un bebé. Perdí a mi papá en otro momento y lloré un montón, porque yo era la princesa de la casa desde siempre. Y fue una piña. Pero esto es como que me descolocó. Y yo siempre me sentí fuerte. Pero me quebró, me caí. Y gracias a Dios que estaba ahí mi familia, mis sobrinos, mis hermanos, mis amigos incondicionales y, sobre todo, mi marido que se puso la familia al hombro”, comentó la animadora infantil.