“Pañuelos amarillos” para reclamar celeridad de la justicia y contener a las víctimas de abusos infantiles

AUDIO: COLOMBO NASCA (MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN PAÑUELOS AMARILLOS)

{mp3}nasca13052020{/mp3}

 

La Fundación Pañuelos Amarillos fue creada en Tucumán, en septiembre del año pasado, con el objetivo de reclamar celeridad en los procesos judiciales por delitos de violencia y abuso infantil, al mismo tiempo que busca brindar una red de contención para las víctimas y sus familiares.

En poco tiempo, la ONG logró tener presencia en la mayoría de las provincias argentinas.

“Las mamás cuando hacen las denuncias están desesperadas. No entienden qué es lo que pasa, porque su cabeza no puede acomodarse. Es un shock muy violento para la mamá enterarse de lo que está viviendo su hijo y, quizá, desde muchos años”, explicó la abogada Colombo Nasca, miembro de la Fundación, sobre la idea que motivó la creación de Pañuelos Amarillos.

Además del golpe inicial, muchas veces, las madres de las víctimas se ven impedidas de acceder a la justicia por vivir en pueblos alejados de los grandes centros urbanos o, incluso, porque las Comisarías no están preparadas para recibir ese tipo de denuncias y brindar una contención a los denunciantes.

“En el interior de cada provincia, muchas veces el Comisario hasta es amigo del abusador”, resaltó Nasca, en declaraciones al programa SanLuis24 Radio.

A eso hay que sumarle que los niños, niñas y adolescentes no suelen hablar de los episodios que viven hasta tiempo más tarde: recién después que cumplen 10 años, aunque a veces a los 15 o ya directamente cuando son adultos.

En San Luis, la Fundación acompaña a una mamá de Tilisarao cuya hija fue abusada por un amigo de su padre, con la complicidad del progenitor. La denuncia se presentó el 2019, 7 años después de los primeros abusos que sufrió la niña.

“Queremos que sea elevado a juicio oral; lo lleva la Secretaría de la Mujer. Han recibido el acompañamiento necesario durante todo el proceso. Tenemos que hacer fuerza desde todas las provincias del país para que este juicio pueda llegar al debate oral, si bien este momento es complicado por la situación de la cuarentena”, señaló Nasca.

La abogada resaltó la importancia de acelerar los procesos judiciales por los delitos de abuso a menores. “Hasta en un homicidio hay una víctima, pero que ha fallecido. En el abuso hay una víctima viva, que está esperando cerrar una etapa de violencia sufrida y no puede esperar, porque es un niño y se le va la infancia. Los niños no pueden esperar tantos años para tener una condena. No es un objeto, es una persona que está viva y necesita cerrar la etapa del proceso judicial”, indicó.

La abogada resaltó que las redes sociales permiten también la solidaridad entre las mamás de todo el país. “Estamos todas unidas porque compartimos el mismo sentimiento y el mismo dolor. Se ha creado esta cuestión de solidaridad y de acompañar a la mamá durante el proceso judicial, apoyarla anímicamente. En esto han ayudado las plataformas y las redes sociales”, dijo, y remarcó que quienes quieran sumarse pueden hacerlo a través del Facebook de Pañuelos Amarillos.

“Después de la declaración de Thelma Fardín (la denuncia contra Juan Darthés) ha cambiado mucho la situación en el país y empezó a hablarse de abuso sexual. Lo que nosotros queremos es crear una conciencia de que el abuso sexual es un delito. Muchas veces la sociedad no ve al abuso sexual como un delito y no ve al abusador como un delincuente; muchas veces porque el abusador es el mejor compañero, o el mejor docente, o es un cura, o un policía”, sentenció Nasca.