Para el comercio puntano, la Navidad del 2018 fue la peor en ventas desde el 2001

AUDIO: JORGE MOYANO (VICEPRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO)

{mp3}moyano03012018{/mp3}

 

Las ventas navideñas del 2018 no lograron generar el repunte que esperaban los comerciantes para “salvar” un año que les dejó más pérdidas que beneficios. Así, al menos, lo analizó el vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis, Jorge Moyano.

“El comercio pudo acomodar un poco la brutal pérdida por la caída de las ventas que se generalizó a lo largo del año. No terminó de cubrir las expectativas, aunque hubo más movimiento. Pero tuvimos una caída de un 10 por ciento con respecto al año anterior. Si analizamos el año anterior con respecto al 2016, también tuvo una caída del 10 por ciento; se viene observando que hay un 30 por ciento de ventas menos que hace tres años”, evaluó Moyano.

El comerciante consideró que el nivel de ventas durante las fiestas de fin de año fue similar a los que registraban en el 2001, cuando se registró una de las peores crisis económicas del país. “Estamos en los mismos niveles del 2001”, resaltó.

También dijo que las expectativas para el resto del año son “preocupantes” y “alarmantes” por la “baja rentabilidad de los comercios” y “el achicamiento de los bolsillos de los asalariados, que repercute fuertemente en las ventas”.

“Hay comercios que han hecho todos los esfuerzos para tener un diciembre con mayores ventas y poder sostener, en algunos casos, las fuentes de trabajo, y, en otros casos, los microemprendimientos están muy próximos a cierre de sus puertas. No se ve un futuro muy alentador”, añadió.

Por otra parte, destacó que la “inyección de dinero” desde el Estado Provincial – a través de créditos a pequeños comerciantes y taxistas, pago de bono de fin de año para los beneficiarios de planes sociales y el aumento para los empleados públicos – permitió “generar un círculo virtuoso en la actividad comercial, que hace que San Luis no esté dentro de la media nacional”.

De todos modos, remarcó que la crisis nacional también golpea al comercio puntano y ejemplificó con la cantidad de locales vacíos que se multiplican en el centro de la capital sanluiseña: “Es el producto de la baja en las ventas, y esto se está acentuando”.

Además, adelantó que hay otro problema que deben afrontar los comerciantes: la imposibilidad de renovar el stock, porque los proveedores no facilitan el pago en cuotas de la mercadería, por los constantes aumentos de los productos.