Para el jefe de la Bonaerense “hay quienes delinquen por una necesidad económica”

El jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni, hizo una controvertida declaración que no cayó bien en el seno del gobierno de María Eugenia Vidal. Sostuvo que en el actual contexto económico “la pobreza y la exclusión llevan a que muchas personas salgan a robar”.

 

El jefe de la fuerza provincial ya había advertido sobre esta situación el año pasado, cuando en una entrevista que le hizo el diario La Nación señaló que por la situación social creía “que estaba subiendo el hurto y un poco el robo”. Pero Perroni sumó ahora un dato concreto para sostener su análisis: dijo que muchas de las personas detenidas por la policía no tienen antecedentes penales. “Hay gente que delinque por primera vez, pero por una necesidad, la de un apremio económico”, opinó.

 

En la gobernación dijeron que Vidal se encontraba de recorrida por el interior y que no se había comunicado con su jefe de policía. El tema, inicialmente, generó desconcierto entre los funcionarios bonaerenses, pero luego fue desplazado por otro más importante: la escalada del dólar.

 

En cambio, las declaraciones de Perroni fueron bien recibidas en los sectores de la fuerza que cada día salen a combatir el delito y ven cuál es la realidad de la calle. “La violencia permanente de los delincuentes es producto de la droga, y hay una situación social que hace que una persona que tenga necesidad de comer delinca. La pobreza y la exclusión llevan a que muchas personas salgan a robar”, dijo Perroni en un reportaje en Radio La Red.

 

Un estrecho colaborador del procurador general, Julio Conte Grand, explicó que: “El hurto famélico ya era una causa de justificación en los sistemas antiguos. En nuestro Código Penal está previsto como tal en la figura genérica del artículo 34, inciso 3º. Es una facultad jurisdiccional encuadrar la conducta antijurídica en esa norma como estado de necesidad y excluir el reproche penal. Nuestros defensores recurren a ese argumento en algunos casos. Desde siempre. Está claro que no se aplica sino en delitos insignificantes”.

 

Perroni dijo ayer que “no tiene dudas de que hay puerta giratoria” para delincuentes que son detenidos y luego liberados por decisión judicial. “Hoy un juez libera 10 o 12 veces a una persona con antecedentes delictivos”, dijo.

 

También se refirió a lo poco que gana un policía. Se les otorgó un aumento que se pagará en tres tramos, de 7% y dos etapas de 4%. “Un policía gana poco más de 20.000 pesos”, por lo que, evaluó, “trabajan más por vocación” que por otra cosa: “Yo trabajo las 24 horas y gano poco más de 70.000 pesos, menos que un diputado”, concluyó Perroni.

 

 

FUENTE: LA NACIÓN