Para los salones, realizar las fiestas de egresados solo con estudiantes provocará gran pérdida económica

Audio: Alejandro García, propietario del salón de fiestas La Higuera

La disposición para la realización de las fiestas de egresados, que anunció el ministro de Educación, Andrés Dermechkoff, causó malestar en padres, alumnos y propietarios de los salones donde se realizan este tipo de festejos.

El funcionario informó que a las fiestas solo podrán concurrir los estudiantes y un tutor cada 20 alumnos. Además, todos deberán presentar un certificado de PCR negativo de las 72 horas previas a la fiesta.

El propietario del salón de fiestas La Higuera, Alejandro García, consideró que hubo contradicciones en las informaciones que brindó el Comité de Crisis al respecto, desde que el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunciara que iban a autorizarse las fiestas.

El comerciante señaló que para las empresas realizar las fiestas solo con los estudiantes generará pérdidas económicas. Aunque aclaró que ya está todo listo para que se puedan llevar a cabo, por lo que “si los chicos deciden hacerlo así, nosotros lo hacemos”.

De todos modos, afirmó que todavía no está claro el protocolo como el que podrán realizar la fiesta.

Y remarcó: “Hay gente que ya se endeudo, saco préstamos hasta a prestamistas para participar de la fiesta de egreso de su hijo, esto no es lo que se entendió en un primer momento, los egresados no querían esto, nosotros estamos de acuerdo con ellos”.

En su caso, el empresario explicó que ofrecieron promociones con descuento si los egresados compraban varias tarjetas. “La mayoría vendió, los egresados ya vendieron y ahora hay que devolverles la plata, eso será un problemón tremendo”.

En este sentido, dijo que la devolución del dinero provocará serios inconvenientes económicos en los salones. “Se lo tenemos que devolver y algunos saldrán a vender bienes personales para conseguir el dinero, algunos podemos y otros no”, sentenció.

García recordó que, ante la posibilidad de realizarlas, en su salón ya habían vendido entre 120 y 150 mil entradas de alumnos y padres.

Y aseguró que, si lo chicos deciden seguir adelante, la actividad que pueden desarrollar no será “una fiesta de egresados” sino “un bailable, un boliche, va a ser un descontrol, el egreso es una fiesta familiar donde está el abuelo viendo al chico que termino una etapa, es una forma de despedir al niño, es muy sentimental, nosotros hacemos llorar a los padres con cada fiesta, es un baile de otro tipo”.

× ¿Te ayudamos?