Para Nielsen, Milei y Giacomini, la economía va a una hiperinflación

El ex secretario de Finanzas de la Nación, Guillermo Nielsen; el profesor titular de la Cátedra Teoría Monetaria de la Facultad de Ciencias Económicas de la UB, Javier Milei, y de su par de la Cátedra Política Económica, Diego Giacomini, abrieron el IX Congreso Internacional de Ciencias Económicas de la Universidad de Belgrano.

Los economistas coincidieron en que “la Argentina se dirige a una hiperinflación”. Giacomini lo puso en números: “Si analizamos a dos años, punta a punta 2018-2019, la inflación va a ser de 116 a 140% o incluso superior”. También explicaron que “no se puede bajar la inflación con un Banco Central que no tiene reputación ni credibilidad, mientras hay un repudio por el peso y un desplome de la demanda de dinero”.

Nielsen, a su turno, sostuvo: “Llevamos diez años sin crecer y las perspectivas de corto y mediano plazo son totalmente desalentadoras. La Argentina de hoy es inviable, con esta presión impositiva y este nivel de deuda. El país está perdido en una crisis y con una moneda agonizante casi en los últimos estertores”. Pero añadió que “en los momentos de crisis están las posibilidades de hacer los cambios”. Al respecto indicó: “Debemos modificar la estructura impositiva a una que nos lleve al crecimiento”.

En ese sentido, el plan que presentaron Giacomini y Milei propone bajar el gasto público en 15 puntos porcentuales del PBI y la presión tributaria en 10 puntos, de 2020 a 2023. “El gasto público baja más que la presión tributaria, ya que estamos yendo derecho a un default y, para evitarlo, vamos a necesitar un superávit fiscal primario de 3 puntos del PBI”, explicó Giacomini.

Específicamente en una primera etapa, de 2020-2021, los economistas plantean “bajar el gasto público 9 puntos del PBI, en obras públicas, transferencias entre distintos niveles del Estado y subsidios”. En una segunda etapa, de 2022-2023, el plan de Milei y Giacomini propone seguir bajando el gasto en 6 puntos del PBI. “Si la economía ya está creciendo, porque se desahogó al sector privado, hay que reducir el empleo público un 1% del PBI en Nación y un 1,5% en las provincias. No se tocan la AUH y las asignaciones familiares, pero sí hay que bajar el resto de los planes sociales, y encarar una reforma previsional”, continuó Giacomini.

En paralelo, el plan propone reducir 5,9 puntos de presión tributaria en 2020-2021, para llevarla a una equivalente a la del 2007, y otros 4 puntos en 2022-2023, para dejarla como en 2003, con el propósito de estimular el crecimiento económico. ¿De qué manera? “Hay que bajar Ganancias tanto a los trabajadores como a las empresas, para incentivar el ahorro y la inversión; poner el ajuste por inflación; reducir los impuestos al trabajo; eliminar las retenciones para conseguir dólares, y quitar dobles imposiciones como Bienes Personales y Ganancia Mínima Presunta”, precisó Giacomini.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

× ¿Te ayudamos?